Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Unicaja sufrió hasta el último minuto

CAI ZARAGOZA 64-74 UNICAJA
EFE EFE

El Unicaja hizo valer los pronósticos en su visita a Zaragoza, pero para lograrlo tuvo que sufrir hasta el último minuto de un partido en el que los locales acariciaron la sorpresa y el imponerse por primera vez a uno de los grandes.

El partido comenzó con los dos equipos empleándose con notable intensidad en la faceta defensiva que en ataque no terminaba de solventar ninguno de los dos contendientes, lo que les impedía anotar con facilidad sobre todo en los primeros minutos.

El pívot local Loren Woods sumó muy pronto su segunda falta personal, con casi 35 minutos por delante, lo que obligó a Alberto Angulo a darle un descanso y los malagueños no se desaprovecharon la ocasión para dar entrada a otro gigante, Boniface Ndong, que anotó los ocho últimos puntos de su equipo para acabar el cuarto con la máxima diferencia hasta el momento (14-18).

Ficha técnica:

64 - CAI Zaragoza (14 18 16 16): Green (3), Quinteros (18), Lescano (11), Zizic (6) y Woods (11) -cinco inicial- Garcés (2), Victoriano (9), Guerra (2), Phillip (2) y Sergio Pérez (-).

74 - Unicaja (18 20 15 21): Cook (4), Kelati (8), Jiménez (2), Haislip (8) y Archibald (11) -cinco inicial- Rodríguez (15), Welsch (2), Ndong (20), Gabriel (2), Gomis (2) y Cortaberría (-).

Árbitros: Arteaga, Redondo y Muñoz. No excluyeron a ningún jugador.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima sexta jornada de la Liga ACB disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 10.563 espectadores.

Un triple de Berni Rodríguez, seis puntos consecutivos del senegalés Ndong y dos tiros libres de German Gabriel pareció romper el partido en los tres primeros minutos con un parcial para los de Aito García Reneses de 2-11.

Sin embargo, el respiro que le dio Reneses a Ndong supuso el recorte de diferencias por los zaragozanos pagaron a su rival con la misma moneda (12-2) para irse al descanso con una desventaja de seis puntos.

INTERCAMBIO DE CANASTAS

El tercer cuarto se convirtió en un continuo intercambio de canastas del que ninguno de los dos contendientes era capaz de beneficiarse y los seis puntos de ventaja antes del descanso para los malacitanos parecían inamovibles.

Únicamente los dos triples de los maños por uno de los visitantes, ambos con unos porcentajes paupérrimos, supusieron recortar un punto de diferencia a los primeros.

Los rojillos no le perdían la cara al partido ante un rival que no terminaba de escaparse y cada vez era más consciente de que la victoria le iba a costar muy cara, y cuando se pusieron a tres puntos (57-60) Aito consumió uno de sus tiempos muertos. Las alarmas se habían encendido para los malagueños y un poco más cuando los maños se pusieron 62-64.

Cinco puntos consecutivos de Berni Rodríguez y una técnica a Alberto Angulo, harto de un arbitraje que siempre inclinaba la balanza un poco más a favor de los visitantes, dictaron sentencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información