Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Ricoh da la sorpresa tras cuatro prórrogas

  • El cuadro de Ponsarnau batió su récord de anotación en la ACB
RICOH MANRESA 122-117 BARCELONA
EFE EFE

En un partido de récord entre el Ricoh Manresa y el Regal FC Barcelona, la fe del equipo pequeño pudo más que el poderío de un conjunto repleto de talento en un partido en el que los del Bages se impusieron por 122-117 después de cuatro prórrogas.

Fue un partido épico y lleno de igualdad. Los hombres que dirige Jaume Ponsarnau batieron su récord de anotación en la ACB (120 puntos) y el de tiros libres de la ACB (55 lanzamientos anotados). Un partido increíble que se llevó el equipo que menos se jugaba. El Manresa suma ya 13 victorias y se consolida en la octava posición de la clasificación, olvidándose ya de la permanencia. Los primeros puntos del partido fueron para un Fran Vázquez muy atento y sólido (0-4, m. 2). Dos canastas que el Manresa solventó con un triple de Diego Sánchez que costó en llegar (3-4, m. 3).

La presión fue máxima desde el primer momento y los ánimos se caldearon especialmente cuando García Ortiz pitó una falta técnica al banquillo del Manresa. Con los tiros libres, Navarro situaba el 4-12 en el marcador. Una diferencia que el mismo jugador amplió hasta los 10 (4-14, m. 8), la máxima del partido. Al final del cuarto la ventaja del Barça era de 7 puntos (14-21, m. 10). Pero el Manresa tenía claro que podía superar a un Barça que no estaba mostrando su mejor juego. Trabajando mucho en defensa y aprovechando sus opciones en ataque, el Manresa consiguió empatar por primera vez el partido (35-35, m. 19), gracias a un espléndido Guille Rubio (que acabó con 34 puntos y un 37 de valoración).

MÁXIMA IGUALDAD

El Manresa se daba por contento de llegar al descanso en tablas (37-37) y dejar al Barça con malas estadísticas, por ejemplo, en los triples (1 de 12, en 20 minutos de partido). En cambio los de Xavi Pascual se preocupaban porque no habían sido capaces de imponer su presupuesta superioridad. A la vuelta del descanso, la igualdad continuó siendo máxima y además el Manresa perdía a uno de sus hombres más importantes, Josh Asselin, que se sentó en el banquillo lesionado y ya no volvió a jugar. Al final del cuarto, el Ricoh dominaba de solo 1 punto (55-54, m. 30). En el cuarto, cuarto, el Ricoh por primera vez cogía cierta diferencia gracias al buen hacer de Tuky Bulfoni en el tiro. A falta de 2,41 para acabar el, en principio, último cuarto los del Bages dominaban de siete (69-62, m. 38).

- Ficha técnica:

122. Ricoh Manresa (14 23 18 16 10 12 15 14): Rodríguez (12), Montañez (3), Sánchez (6), Asselin (8), Ibaka (15) -equipo inicial-, Jordi Grimau (8), Rubio (34), San Miguel (13), Bulfoni (17) Alzamora (6), y Llorca.

117. Regal FC Barcelona (21 16 17 17 10 12 15 9): Sada (4), Navarro (32), Barton (5), Andersen (4), Vázquez (28) -equipo inicial-, Lakovic (8), Ilyasova (2), Basile (10), Roger Grimau (22), Santiago (2) y Trias.

Árbitros: García Ortiz, Fernández y Soto, que eliminaron por cinco faltas personales a Román Montañez (m. 37), David Andersen (m. 45), Víctor Sada (m. 47), Ersan Ilyasova (m. 47), Tuky Bulfoni (m. 49), Serge Ibaka (m. 53), Juan Carlos Navarro (m. 55), Alfons Alzamora (m. 57) y Jaka Lakovic (m. 60).

Incidencias: partido de la vigésimo séptima jornada de la liga ACB disputado en el pabellón del Nou Congost ante unos 5.000 espectadores.

Guille Rubio volvió a mostrarse muy eficaz y a falta de 32 segundos dejaba el marcador en 71-65, 6 arriba. Xavi Pascual solicitaba tiempo muerto y a la vuelta Basile la clavaba de tres. Tuky Bulfoni falló dos tiros libres vitales y con un triple Navarro empató a 71 (m.40). En la primera prórroga, el Barça empezó mandando, pero el Ricoh no se desenganchaba. El empate fue obra de Bulfoni, con una gran canasta que dejaba el marcador a 81 y a por la segunda prórroga. En los siguientes cinco minutos extra, un gran Navarro daba a entender que la lógica acabaría imponiéndose. No fue así, Navarro falló un tiro libre, a falta de 10 segundos y Ibaka volvió a empatar el partido (93-93, m. 50).

FRAN VÁZQUEZ PROTAGONIZÓ LA REMONTADA AZULGRANA

En la tercera prórroga, el Ricoh se ponía por delante con una ventaja gracias al acierto des de los tiros libres de Guille Rubio de 6 puntos (101-95, m. 53). Esta vez, la remontada para el Barça era obra de Fran Vázquez (muy grande, consiguió 45 puntos de valoración) con una jugada de 2 1 y Lakovic con un triple (101-101, m. 54). El empate que forzó la nueva prórroga fue obra de Lubos Barton con una canasta a falta de 6 décimas que dejaba el marcador 108-108. Se confirmaban los récords.

Empezaba la cuarta prórroga y el Barça ya no tenía Navarro que acaba de ser eliminado por cinco faltas personales. Esta vez el equipo de Xavi Pascual ya no fue capaz de ponerse por delante en ningún momento. El Manresa, sin duda, era el que luchaba con más ganas por llevarse la victoria. Muestra de ello fue, por ejemplo, el tapón que Javi Rodríguez le endosó a Basile. Al final, la diferencia quedó en 5 puntos (122-117) y para siempre en la memoria de la afición manresana una de las victorias más épicas de su equipo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información