Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pamesa prolonga su maldición europea en campo neutral, donde nunca ha ganado

  • EUROCOPA
EUROCOPA
EFE EFE

El Pamesa Valencia cayó el pasado viernes en los cuartos de final de la Eurocopa ante el Khimki ruso y, con ello, prolongó la maldición que le persigue en competiciones europeas cuando juega en campo neutral.

El equipo que dirige Neven Spahija cayó por 73-76, en una derrota que le cierra el camino más recto que tenía para disputar la próxima edición de la Euroliga, el gran objetivo del conjunto valenciano para la próxima campaña.

El choque, como el resto de la fase final de esta segunda competición del baloncesto europeo, se disputó en la ciudad italiana de Turín y para el Pamesa supuso su cuarta derrota en otros tantos encuentros internacionales disputados en terreno neutral. Esta misma ciudad italiana registró también la anterior derrota del Pamesa en terreno neutral. Fue la pasada campaña también en cuartos de final, aunque con el DKV Joventut como rival.

Las dos primeras citas europeas del Pamesa en un campo neutral fueron sendas finales de la Copa Saporta. En la primera, en 1999, cayó en Zaragoza ante el Benetton de Treviso italiano, mientras que en la segunda perdió ante el Montepaschi Siena en la ciudad francesa de Lyon.

En total, cuatro encuentros en terreno neutral y otros tantos tropiezos, acompañados de la frustración de perder una final o de quedar eliminado en cuartos de final, como ocurrió el pasado viernes.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información