Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Boston pone las cosas en su sitio

  • NBA: CELTICS 109-99 BULLS (4-3)
NBA: CELTICS 109-99 BULLS (4-3)
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Esta vez no hubo suspense ni tiempo de prórroga, pero sí un héroe, el base reserva Eddie House, que estuvo perfecto en los tiros de campo con cuatro triples para dar a los Celtics de Boston la victoria por 109-99 ante los Bulls de Chicago, en el decisivo séptimo partido de la eliminatoria. Los Celtics, actuales campeones de liga, ganaron 4-3 la serie al mejor de siete y disputarán las semifinales de la Conferencia Este contra los Magic de Orlando, que eliminaron a los Sixers de Filadelfia (4-2) El primer partido de la eliminatoria, que también se disputará al mejor de siete, tendrá como escenario el Banknorth Garden, de Boston, y se jugará el próximo sábado. Celtics y Magic, que se enfrentaron cuatro veces durante la temporada regular con un balance de 2-2, se medirán en la fase final por primera vez desde 1992, cuando el equipo de Orlando ganó la eliminatoria de primera ronda (3-1).

House, con 16 puntos, lideró a los cinco reservas de los Celtics, que aportaron 30 puntos, incluidos 18 en la primera parte, que fueron decisivos. El base de los Celtics jugó 22 minutos y anotó todo lo que tiró a canasta con un balance de 5-5, incluidos cuatro triples, y 2-2 desde la línea de personal; además, recuperó tres balones, dio dos asistencias y capturó dos rebotes. Otro reserva, el ala-pívot Brian Scalabrine también logró ocho puntos, todos en la primera parte, al conseguir dos triples para anotar junto con House seis de los nueve que tuvieron los Celtics, un 52,9 por ciento de acierto en los tiros desde fuera del perímetro.

Pero también iban a surgir las estrellas de los Celtics, como el escolta Ray Allen, que con 23 puntos encabezó una lista de cinco jugadores de los campeones de liga que tuvieron dobles dígitos y un 44,9 por ciento de cierto en los tiros de campo. El alero Paul Pierce, con 20 puntos, fue junto a Allen un jugador decisivo en los últimos minutos del cuarto periodo, cuando los Celtics lograron los tantos decisivos desde la línea de personal, que les aseguraron la victoria. El alero Glen Davis, que ocupa el puesto del lesionado Kevin Garnett, logró 15 puntos, mientras que el pívot Kendrick Perkins hizo una labor excepcional bajo los aros conseguir un doble-doble de 14 tantos con 13 rebotes para ser los dos jugadores que dominaron las acciones en la pintura de ambos lados del campo.

El único que no estuvo acertado en el ataque de los Celtics fue el base Rajon Rondo, que se quedó con sólo siete puntos después de fallar 2 de 8 tiros de campo y 3 de 6 desde la línea de personal, pero como siempre dirigió bien las acciones del equipo al dar 11 asistencias, capturar cinco rebotes, recuperar tres balones y poner dos tapones. Los Bulls, a pesar de quedar eliminados, confirmaron que han formado un gran equipo, de jóvenes valores que pueden darles grandes alegrías en el futuro y con un entrenador, el debutante Vinny Del Negro, que también se ha matriculado con honores. El escolta Ben Gordon, con 33 puntos, volvió a ser el líder del ataque de los Bulls, que también tuvo el apoyo del base novato Derrick Rose al conseguir 18 puntos, pero ninguno en el cuarto periodo. El base reserva Kirk Hinrich, con 16 puntos, incluidos dos triples, fue el que mantuvo al equipo en el partido hasta los últimos seis minutos cuando los Bulls se pusieron con un parcial de 89-86 después de haber remontado una desventaja de hasta 12 puntos.

Pero reaccionaron de nuevo los Celtics con racha de 6-0, incluido un triple de House, y ahí se enfrió de nuevo el partido para los Bulls, que además se habían cargado con las cinco personales de equipo en los tres primeros minutos del cuarto periodo, algo que supo aprovechar muy bien el equipo de Boston. Los Celtics anotaron 11 puntos consecutivos desde la línea de personal, mientras que una jugada de tres puntos, de Allen, con 37 segundos para concluir el tiempo reglamentario, dejó un parcial de 105-97, que iba a ser el definitivo. El partido lo ganaron los Celtics en la primera parte con la aportación de los reservas, House, Scalabrine y Mikki Moore, que aportaron 18 puntos por cinco de los Bulls. Además, la defensa de los Celtics forzó 10 pérdidas de balón por tan sólo cuatro del equipo de Boston, mientras que su ataque dominó desde la pintura con 20 puntos por tan sólo cuatro de los Bulls.

Todo eso, a pesar que los Celtics vieron cómo Rondo se quedó con sólo dos puntos después de fallar cuatro de los cinco tiros que hizo a canasta. Los Bulls lideraron en la primera parte hasta por nueve puntos (23-32) después que Gordon anotó los cinco primeros del segundo cuarto y el equipo de Chicago se colocó con 30-36 a falta de 8:01 minutos para concluir el segundo cuarto; pero los Celtics respondieron con 11 puntos consecutivos y 20 de los últimos 22 para una ventaja parcial de 14 (52-38). A partir de ese momento, los Celtics, que junto a los Bulls han protagonizado la mejor serie que se ha disputado en la primera ronda de la fase final de la NBA, comenzaron a despejar su continuidad en la competición para buscar el decimoctavo título de liga de su historia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información