Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Orlando se adelanta a los Celtics

  • NBA: MAGIC 117 96- CELTICS (2-1)
NBA: MAGIC 117 96- CELTICS (2-1)
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

La efectividad y fuerza del alero Rashard Lewis y el pívot Dwight Howard fueron las armas con las que los Magic de Orlando vencieron por 117-96 a los Celtics de Boston en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia Este. El triunfo permitió a los Magic ponerse con la ventaja de 2-1 en la serie al mejor de siete, a la espera del cuarto partido que se disputará en el mismo escenario del Amway Arena, de Orlando, el próximo domingo.

Howard, como ya es habitual, se apuntó a un doble-doble de 17 puntos y 14 rebotes con cinco tapones para ser una muralla defensiva y un fuerza difícil de frenar en el ataque, apartado en el que estuvo todavía mucho mejor Lewis. El alero, nativo de Houston, surgió con su mejor partido en lo que va de la fase final para anotar 28 puntos, mientras que el turco Hedo Turkoglu consiguió otros 24 tantos que ayudaron al triunfo de los Magic. "Todo el equipo hizo un gran trabajo defensivo y ahí estuvo la clave de la victoria", comentó Howard, ganador del premio de Jugador Defensivo del Año. "Soy el líder en ese apartado y cada noche tengo que liderar al equipo si queremos conseguir el triunfo".

A pesar de la victoria, el entrenador de los Magic, Stan Van Gundy, dijo que no era el momento de celebrar nada, porque no se había conseguido nada y un triunfo en la fase final si no se logra la clasificación no tiene valor. "Lo que hemos logrado es como si hubiese concluido la primera parte con un punto de ventaja", comentó Van Gundy. "Ahora es cuando debe ser más fuerte nuestro esfuerzo y concentración". Los Celtics, en su línea de inconsistencia en el juego tanto interior como exterior, les costó estar abajo en el marcador con una diferencia de hasta 20 puntos. Aunque reaccionaron antes de concluir el tercer periodo para dejarla en siete, los Magic reaccionaron imparables en el cuarto para volver a tener el control del marcador y del partido.

El alero Paul Pierce, con 27 puntos, estuvo más acertado que en partidos anteriores, pero no sucedió lo mismo con el resto del equipo y su producción no ayudo a conseguir la victoria. Junto a Pierce, el base Rajon Rondo aportó 15 puntos con sólo seis asistencias y cinco rebotes, mientras que el reserva Eddie House también se quedó con 15 tantos para los Celtics que tuvieron sólo un 43 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 27,8 (5-18) de triples, comparado al 59,1 y al 50 (9-18), de los Magic. "Cuando no controlas el juego interior ni exterior, no ha posibilidades para conseguir la victoria", declaró Pierce. "Tenemos que tener más intensidad y acierto si queremos dar la vuelta a la eliminatoria".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información