Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un gran Madrid se mete en semifinales

  • Los de Plaza siempre fueron muy superiores a un DKV que puso mucha garra y corazón. Ahora los blancos se medirán al Tau en semifinales
Real Madrid 78-61 DKV Joventut
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid despejó las dudas en el tercer y definitivo encuentro de los cuartos de final ante el DKV Joventut, al que venció por 78-61 para certificar su presencia en las semifinales, donde se medirá al Tau Vitoria, el vigente campeón de la competición.

Los de Joan Plaza no le dieron emoción al encuentro, que tuvieron siempre de cara gracias a la vieja guardia: el estadounidense Louis Bullock y el MVP de la competición casera, el cordobés Felipe Reyes, que no falló debajo del aro, pegándose en los rebotes con las torres verdinegras.

El conjunto merengue, que había ofrecido una imagen muy distinta en el segundo choque, se desquitó de su tropiezo en Badalona con una versión contundente. Desde el 15-11 establecido por 'Sweet Lou', los meadridistas no cedieron la iniciativa del encuentro, gustándose incluso a la hora de culminar.

REAL MADRID: Raül López (4), Bullock (14), Mumbrú (8), Hervelle (7), Reyes (16) --quinteto inicial--; Lull (7), Tomas (7), Massey (6), Van den Spiegel (2), Winston (5) y Mirotic (2).

DKV JOVENTUT: Rubio (6), Ribas (13), Bogdanovic (20), Laviña (5), Hernández-Sonseca (4) --quinteto inicial--; Mallet (6), Karl (-), Jasaitis (-), Jagla (-), Moiso (7) y Norel (-).

PARCIALES: 19-14, 25-14, 17-16 y 17-17.

ÁRBITROS: Arteaga, Pérez Pérez y Araña. Eliminaron a Hernández-Sonseca (DKV Joventut) por faltas personales.

PABELLÓN: Vistalegre. 12.100 espectadores.

 

A partir del segundo acto, el Madrid pisó el acelerador hasta el fondo y con un parcial de 25-14 desmoronó cualquier estrategia de los visitantes, que sobrevivían por la insipiración del alero serbio Luka Bogdanovic, que acabó con 20 puntos.

Acompañó su gran acierto el joven Pau Ribas, que se llevó la ovación de la grada con alguna acción, cosa que no logró el piropeado Ricky Rubio, que recibía visita en la grada de Vistalegre de la NBA, y que sólo pudo terminar con 6 puntos y 8 de valoración.

Ya en la segunda mitad, la seriedad defensiva de los blancos supuso la confirmación de un triunfo que ha dejado al Real Madrid en las semifinales de la ACB, donde se medirá al 'todopoderoso' Tau, que llega a la cita con un partido menos tras superar su serie en dos encuentros.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información