Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Claver fue el número 22 y Sergio Rodríguez fue traspasado a Sacramento

EFE EFE

El baloncesto español volvió a vivir una jornada histórica dentro de la NBA después de tener a cuatro jugadores protagonistas, tres de ellos en el sorteo universitario que se celebró en el Madison Square Garden neoyorquino con el base Ricky Rubio de figura estelar, y Sergio Rodríguez, por su traspaso.

Rubio, de 18 años, fue seleccionado con el número cinco por los Timberwolves de Minnesota, para convertirse en el segundo jugador mejor colocado en un sorteo universitario, sólo superado por el ala-pívot Pau Gasol, vigente campeón de la NBA con Los Ángeles Lakers, que fue tercero en 2001. El jugador del DKV Joventut, de Badalona, todavía no tiene decidido si dará el paso definitivo hacia la NBA o continúa una temporada más en el baloncesto español. Mientras tanto, el presidente de los Timberwolves, David Kahn, alabó el gran talento y la clase de Rubio y lo definió como uno de los pilares en el futuro del equipo, que hizo seis selecciones en el sorteo, pero que todavía no tiene entrenador.

El alero Víctor Claver, del Pamesa Valencia, salió elegido con el número 22 por los Trail Blazers de Portland, que habían conseguido los derechos de los Mavericks de Dallas. En ese momento, los Trail Blazers hicieron historia al tener los derechos de tres jugadores españoles a la vez con el escolta Rudy Fernández y el base Sergio Rodríguez. Pero la historia duró poco, porque los Trail Blazers llegaron a un acuerdo con los Kings de Sacramento, el equipo que dejó pasar a Rubio con la selección del número cuatro, para conseguir el traspaso de Rodríguez, que la próxima temporada estará en la capital del estado de California.

Faltaba todavía la tercera selección de la noche de un jugador español que iba a corresponder al base del Real Madrid, Sergio Llull, que fue elegido por los Nuggets de Denver con el número 34, pero de inmediato vendieron los derechos a los Rockets de Houston por una cantidad de dinero a determinar. La nota común con la selección de los tres jugadores españoles es que ninguno de ellos tiene confirmado su salto al profesionalismo de la NBA la próxima temporada.

Por su parte, Sergio Rodríguez ve cumplido su deseo de dejar los Trail Blazers después de no haber tenido demasiados minutos la pasada temporada y la falta de confianza del entrenador Nate McMillan. Rodríguez llega a un equipo en plena fase de reconstrucción con Paul Westphal como nuevo entrenador, al que le gusta el juego de saque rápido y en el mismo el base canario podrá ser un elemento clave.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información