Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sergio Rodríguez no sabe nada de su futuro

  • Su intención es cumplir el año de contrato aunque no descarta el traspaso
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Sergio Rodríguez, jugador de Portland Trail Blazers, no tiene "ni idea" de lo que le deparará la próxima temporada, ya que su intención es cumplir el año que le queda de contrato e incluso renovarlo por otro más con la franquicia de Oregon, pero no descarta entrar en el mercado de traspasos. El base tinerfeño declaró hoy que de momento "todo está parado" y que probablemente hasta septiembre no sabrá si finalmente es traspasado o no y, si se queda en Portland, "con qué perspectivas", y es que tiene claro que no puede permitirse otra campaña "tan contradictoria" como la que acaba de finalizar.

El "Chacho" reveló que se reunió con el director general de Portland y con el entrenador, Nate Mc Millan, para "hablar seriamente de todo lo que ha sucedido". "Me comentaron que siguen confiando en mí, pero después de los hechos de estos dos años no creo que sea así", aseveró. Rodríguez entiende que no hay "nada personal" en la poca continuidad de la que ha gozado en el equipo de Oregon, aunque apuntó claramente a Mc Millan como el principal responsable de su situación.

"Cuando te viene el mánager general, el dueño -de la franquicia-, y te dicen que están muy contentos contigo, lo mucho que les gustas, y hablas con el entrenador y prácticamente te dice lo mismo pero después no se ve reflejado en la cancha... a veces llega a ser frustrante", reconoció. Sergio Rodríguez no disimuló que a lo largo de su carrera deportiva le han asaltado las dudas, "sobre todo en Portland, donde", dijo, "me he dado cuenta de que puedo jugar muchos minutos". "Tampoco pedía ser el base titular ni jugar los 45 minutos, pero cuando las cosas me fueran bien y el equipo fuera para arriba conmigo, que me dieran continuidad", reivindicó.

"Estoy convencido de que puedo jugar en la NBA, lo he demostrado y quiero seguir muchos años ahí", dijo, y subrayó que de momento ni se plantea la posibilidad de regresar a la ACB. "Cuando decidí ir a la NBA con 20 años", dijo, "sabía que iba a ser difícil por el cambio de país, de cultura, de idioma... Tenía claro que no iba a ser "all star" ni nada por el estilo, pero las cosas me han salido bien dentro de todo", apostilló.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información