Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España sufre ante Polonia y necesita el revulsivo de Navarro

  • TORNEO ZARAGOZA: ESPAÑA-POLONIA 88-83.
TORNEO ZARAGOZA: ESPAÑA-POLONIA 88-83.
EFE EFE

Juan Carlos Navarro fue el revulsivo que necesitó hoy España para mantenerse invicta en su preparación hacia el Eurobasket, en un partido, contra Polonia, que se resolvió en los últimos minutos, a pesar de que el equipo de Sergio Scariolo tuvo hasta once puntos de ventaja (38-27) a mitad del segundo cuarto.

España no estaba acostumbrada, desde hace muchos encuentros, a jugar un final de partido tan apretado como éste, y lo supo resolver con carisma y, sobre todo, gracias al acierto anotador de Navarro y de Marc Gasol, que dejaron sus casilleros particulares en 26 y 18 puntos, respectivamente. Los chicos de Scariolo aguantaron el tirón con la selección polaca después de no aprovechar las ventajas que llegaron a tener en el marcador, sobre todo en el segundo cuarto, el más vistoso y que fue el que tuvo el ritmo más trepidante.

- Ficha técnica:

88 - España (20 23 25 20): Ricky Rubio (-), Juan Carlos Navarro (26), Víctor Claver (5), Felipe Reyes (8), Jorge Garbajosa (13) -cinco inicial-, Rudy Fernández (10), Carlos Cabezas (3), Sergio Llull (5), Marc Gasol (18).

83 - Polonia: (14 25 25 19): Szubarga (14), Ignerski (17), Logan (20), Gortat (6), Lampe (-), -cinco inicial-, Roszyk (-), Szewczyk (2), Wojcik (7), Witka (-), Koszarek (14), Chylinski (3).

Árbitros: Carlos Peruga, Óscar Perea, Ángel de Lucas.

Incidencias: Tercer partido del Torneo Internacional de Zaragoza, preparatorio del Eurobasket 2009, disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante unos 9.000 espectadores.

España no estuvo acertada en defensa y creó huecos que aprovecharon en el combinado polaco Ignerski y, sobre todo, Logan, con veinte puntos, apoyados por el resto de sus compañeros, correosos en defensa y escurridizos en ataque. Frente al partido que hicieron el pasado martes contra Israel, los dos hombres altos de Polonia, Gortat y Lample, firmaron un partido más bien anodino, aunque el primero no cejó en su duelo con el pequeño de los hermanos Gasol.

Dos claros protagonistas tuvo el primer cuarto, uno por cada combinado nacional: Juan Carlos Navarro, que anotó doce puntos de los veinte que consiguió su equipo en este periodo, y Michal Ignerski, con once puntos en su haber de los catorce del casillero de los polacos. España se mostró incisiva en defensa y afinada en ataque, con el claro revulsivo de Navarro, mucho más acertado que en el partido de ayer contra Israel, y fue siempre por delante en el marcador, con una ventaja que llegó a ser de nueve puntos (18-9) en el minuto 8.

Equilibrio hasta la recta final

De nuevo Víctor Claver, que parece que se ha labrado la confianza del seleccionador nacional, fue titular, y aunque jugó todo el primer cuarto no se mostró tan acertado como ayer. El peso del segundo cuarto recayó en los hombros de Marc Gagol, que sumó once puntos en un duelo de gigantes con Marcin Gotart, al que el pequeño de los Gasol consiguió aplacar, a la vista de los escasos 4 puntos que consiguió encajar en esos diez minutos, y que Marc adornó, en el minuto 16, con un mate que puso el marcador en 32-23.

España se fue al descanso con una renta de cuatro puntos, pero nada más empezar el tercer cuarto los polacos recuperaron y recortaron la diferencia a un punto. Los triples, de uno y otro bando, se encadenaban; España no lograba abrir brecha, con un juego defensivo en ocasiones nervioso y con errores en defensa que propiciaban los balances de los polacos. Los chicos de la "roja" empezaron mal el último cuarto, parecieron perder el rumbo, con jugadas precipitadas y una defensa desordenada que permitió al combinado de Muli Katzurin adelantar a los de Scariolo, por vez primera en todo el encuentro, en el minuto 36, con un triple de Logan.

Ahí, España perdió eficacia de cara al aro y combinó jugadas de libro -pocas- con otras muy poco inspiradas, pero los campeones del mundo sacaron a relucir su calidad individual y su peso como grupo para retomar el papel protagonista. De nuevo la "Bomba" Navarro se hizo grande en la pista para empatar el partido en el minuto 38 (79-79) y para, en una jugada a aro pasado después de un robo de balón de Rudi, subir la diferencia hasta los 83-79. También fue Navarro quien se atrevió a jugarse un triple a escasos veinte segundos del final para que el marcador, definitivamente, se quedara con el 88-83 definitivo.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información