Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Victoria con mucho sufrimiento

  • España 84 - 76 Gran Bretaña
España 84 - 76 Gran Bretaña
EFE EFE

La selección española obtuvo una victoria gris e imprescindible ante Gran Bretaña, por 84-76, en la segunda jornada del grupo C del campeonato de Europa, sufriendo en los minutos finales.

Cuatro minutos de juego y 12-0 en el marcador, con los primeros puntos a cargo de Alex Mumbrú con un triple y con Pau Gasol anotando sus primeros tiros libres. Nada que ver con el día anterior. La selección se dejó de florituras e hizo lo que tenía que hacer, ganar. Alejó fantasmas en el tiro, aunque sus porcentajes tampoco fueran para tirar cohetes y Juan Carlos Navarro siguiera especialmente negado de cara al aro, e intentó rearmarse en lo moral haciendo las cosas bien en defensa, tanto individual como en zona.

               FICHA TÉCNICA

84 - España (25 19 22 18): Rubio (5), Navarro (10), Marc Gasol (8), Mumbrú (5),y Pau Gasol (27) -equipo inicial-, Rudy (13), Reyes (4), Raúl (0), Claver (12), Llull (0) y Cabezas (0).

76 - Gran Bretaña (15 20 21 20): Mensah-Bonsu (6), George (0), Archibald (4), Reinking (10), Boyd (4) -equipo inicial-, Lenzly (14), Achara (7), Freeland (10), Hart (15) y Sullivan (6).

Árbitros: Robert Lottermoser (ALE), David Chambon (FRA) y Borys Ryzayk (UKR). Achara (min.34) y Lenzly (min.40) fueron eliminados por cinco faltas.

Incidencias: Partido de la segunda jornada del Grupo C del campeonato de Europa de baloncesto disputado en el Torwar Hall de Varsovia ante 2.500 espectadores. Jaime Lissavetsky, secretario de Estado para el deporte, presenció el partido en el palco.

FALLOS GRAVES DE CONCENTRACIÓN

Gran Bretaña no es una selección de primer nivel. Eso está claro. Pero nadie regala nada y los británicos salieron dispuestos a vender cara su derrota, defendiendo fuerte y haciendo lo que saben hacer en ataque. El equipo español salió más concentrado, como enfadado consigo mismo por la derrota inicial. Tuvo fallos en el tiro y en defensa, pero no se desquició. Siguió haciendo lo que tenía que hacer, ponerse el mono de trabajo y pasar página con dos puntos más en su casillero.

La ventaja se mantuvo uniforme a lo largo de los primeros veinte minutos y al descanso se llegó con 44-35. Nueve puntos que sin invitar a un optimismo exagerado, al menos daban confort a los dos o tres centenares de aficionados españoles que animaban en las gradas.

GASOL SALVA LOS MUEBLES

En la continuación, España siguió alternando la defensa individual y la de zona, con buenos momentos y errores garrafales, mientras que en ataque intentaba recuperar sensaciones. Fue un partido monótono, aburrido, insulso, en el que no consiguió romper el marcador definitivamente. Se hizo lo que se tenía que hacer, sin más. Conformándose con ganar. Lo mejor fue la reaparición de Rudy Fernández sin mayor novedad y lo peor la ausencia de Jorge Garbajosa, también por lesión.

Al término del tercer cuarto el marcador era de 66-56, y a los tres minutos y medio de juego del último periodo un 66-68 tras un parcial de 0-12 que sembró de dudas al equipo español. Pau Gasol salió al rescate y hasta Navarro se reencontró con el triple. Pero el susto ya no se lo quita nadie al equipo español. Al final, victoria gris, pero victoria por 84-76.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información