Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Estudiantes pierde en su presentación ante el Bilbao Basket

EFE EFE

El Bizkaia Bilbao Basket logró la victoria (68-72) ante un Estudiantes que dejó escapar una ventaja de 17 puntos al principio del tercer cuarto en su partido de presentación.

Arrancó el duelo muy igualado, con ambos conjuntos intentando distanciarse en el marcador sin éxito. Popovic y Jasen en el Estudiantes y Álex Mumbrú, muy pitado por su pasado madridista, en el Bizkaia Bilbao Basket mantenían a flote a sus equipos.

Las rotaciones mandaron al banquillo al propio Mumbrú y a un activo Moiso y el equipo vasco se resintió y encajó un parcial de 10-0 antes del final del primer cuarto. En él tuvo mucho que ver el norteamericano Nick Caner-Medley, que, saliendo desde el banquillo, anotó ocho puntos sin fallo para los estudiantiles.

                             FICHA TÉCNICA

68. Estudiantes (23 16 17 12): Oliver (4), Suárez (9), Caner Medley (12), Popovic (12), Jasen (8) -quinteto inicial-, Driesen (8), Gabriel (9), Clark (3), Granger (3), Nguema (0) y Beirán (0).

72. Bizkaia Bilbao Basket (16 14 22 20): Warren (10), Moiso (18), Javi Rodríguez (5), Markota (5), Mumbrú (7) -quinteto inicial-, Vázquez (3), Seibutis (10), Hampl (0), Salgado (4), Guardia (10), Blums (0).

Árbitros: Redondo, Murgui y Soto.

Incidencias: Partido de presentación del Estudiantes ante su afición disputado en el polideportivo Antonio Magariños. Casi lleno.


Con 23-16 al principio del segundo cuarto, el lituano Seibutis tomó la batuta de los visitantes y con 6 puntos consecutivos (un triple y un 2 1) redujo la distancia a uno. Los colegiales no notaron la presión y lograron un nuevo parcial demoledor de 11-0 con dos triples de Germán Gabriel y otro del uruguayo Jason Granger.

Lejos de bajar el ritmo, los hombres de Casimiro repitieron el mismo parcial entre el final del primer tiempo y el comienzo del segundo y dejaron el marcador en 47-30 (máxima diferencia del partido).

Poco después, el capitán de los madrileños, Hernán Jasen, se marchó al banquillo con cuatro faltas. Su ausencia, unida a la mayor intensidad defensiva del Bizkaia, personificada en la figura de Jerome Moiso -cinco puntos y tres rebotes en el tercer cuarto-, dejó a los visitantes a cuatro antes del desenlace.

A falta de poco más de seis minutos el conjunto vasco se puso por delante, algo que no lograba desde el primer cuarto. El partido entró entonces en una dinámica de igualdad hasta el último minuto, que el Bizkaia afrontó dos arriba.

Oliver marró un triple a falta de 19 segundos y desde el banquillo se decidió no forzar la personal e intentar robar el balón. Los estudiantiles no lo consiguieron y Moisó anotó la última canasta del partido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información