Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El alemán Nowitzki vuelve feliz

NBA: McGrady sigue sin entrenar, sí lo hace ya Garnett
EFE EFE

Un año más llegó el 'Día de la Prensa' con el que los equipos de la NBA dan comienzo sus actividades para la nueva temporada que les espera y ya hubo protagonistas como las estrellas Tracy McGrady, Kevin Garnett, el alemán Dirk Nowitzki y Stephen Jackson.

Mientras que McGrady fue el centro de atención con los Rockets de Houston al confirmarse que no está listo para volver a las canchas, en Boston, la estrella de los Celtics, el alero Kevin Garnett, se mostró eufórico de volver a la actividad.

Lo mismo sucedió con Nowitzki, el alero estrella de los Mavericks de Dallas, que una vez superados los "frustrantes" asuntos personales que lo tocaron vivir al final de la pasada temporada, ahora ha regresado en plenitud de forma física y también emocional. Todo lo contrario de lo que sucede con el escolta estrella de los Warrrios de Golden State, Jackson, quien reiteró una vez más que no quiere seguir en el equipo y que desea ser traspasado, algo que el mes pasado le costó una multa de 25.000 dólares que le impuso la NBA. La sanción no ha impedido a Jackson seguir diciendo lo que piensa no sólo de su traspaso, sino de como fue "injustamente" sancionado por la NBA.

Con la confirmación de que el pívot estelar chino Yao Ming no jugará durante toda la temporada del 2009-10, los Rockets también confirmaron que McGrady, el segundo hombre franquicia, no está listo para volver a los entrenamientos, que el resto de sus compañeros comienzan mañana, martes. Por el contrario, McGrady debe continuar con el proceso de rehabilitación que le permita superar la operación de microfractura a que fue sometido la pasada primavera en su rodilla izquierda. Los doctores del equipo han señalado el próximo 23 de noviembre como fecha oficial en la que será sometido de nuevo a un examen de resonancia magnética para conocer con exactitud cuando puede comenzar los entrenamientos.

Tanto el dueño de los Rockets, Les Alexander, como el entrenador Rick Adelman, están convencidos de que no McGrady sólo debe volver a la competición cuando se haya recuperado por completo, sin importar el tiempo que aun le falte. "Tracy estaba realmente lesionado y eso es algo que los aficionados no han llegado a asumir en plenitud", comentó Alexander. "Cuando se recupere demostrará el gran jugador que es en el campo".

Los contrastes entre McGrady y Ganett

McGrady sólo pudo jugar 35 partidos la pasada temporada para conseguir unos promedios 15,6 puntos, cinco asistencias y 4,4 rebotes. Todo lo contrario sucede con Garnett, el jugador franquicia de los Celtics, que dejó atrás la pesadilla de la lesión y operación de la rodilla derecha que lo tuvo apartado desde el Partido de las Estrellas y no pudo ayudar a su equipo a defender el título de liga. "No sólo estoy completamente recuperado, sino que ya puedo jugar 5 contra 5 con mis compañeros", declaró Garnett durante la jornada con los periodistas. "He llegado más fuerte e inclusive con menos peso por lo que estoy en plenitud".

Garnett, que se pasó la mayor parte del verano en Las Vegas, donde estableció su sede para la recuperación, dijo que todo había sido positivo y estaba "muy ilusionado" con la nueva temporada. El entrenador de los Celtics, Doc Rivers, también se mostró convencido de que Garnett ya no tenía ningún tipo de restricción médica para trabajar al máximo con el resto de los compañeros y eso daba una gran moral al equipo. "Con Garnett en plenitud y las adquisiciones de Rasheed Wallace y Marquis Daniels llegamos a la nueva temporada más completos que hace dos años", comentó Rivers. "Ahora sólo tenemos que trabajar duro para volver a pensar en el título de liga".

El mismo pensamiento que tiene Nowitzki, la estrella de los Mavericks, que reconoció llegar por primera vez en muchos años "feliz" al campo de entrenamiento. "Hacia muchísimo tiempo que no había descansado durante todo el verano", explicó Nowitzki. "He compartido con mi familia un tiempo maravilloso, me han ayudado a superar todos los problemas personales y ahora estoy listo para hacer feliz a los seguidores de los Mavericks.

Antes que llegase Nowitzki a Dallas también recibió la última buena noticia: su ex novia, que se encuentra en la cárcel y que afirmaba que él era el responsable de su embarazo, estaba mintiendo. "Realmente lo he pasado mal, fueron momentos muy difíciles para mi, pero ahora ya todo es diferente y con el descanso pienso tener una gran temporada, lo mismo que el equipo", señaló Nowitzki.

Jackson no quiere seguir en los Warriors

No le puede suceder lo mismo a Jackson, el escolta estrella de los Warriors, que volvió a insistir que no quiere seguir con el equipo y que no se arrepiente de lo que sucedió en el incidente de 2004, cuando junto con su ex compañero Ron Artest, ambos jugadores de los Pacers de Indiana, agredieron a varios espectadores de los Pistons de Detroit. Jackson, que pidió a los periodistas que no le hiciesen preguntas comprometidas porque las iba a responder todas, recordó que hace dos años Kobe Bryant también manifestó por todos los medios que quería ser traspasado y la NBA no le impuso una multa como ha hecho con él.

"Kobe (Bryant) dijo las mismas cosas hace dos años y no fue multado, pero nosotros no vamos a ganar a un caballo muerto", señaló Jackson. "Saben que están equivocados, pero no puedo ganar a la NBA, lo que significa que debo convivir con esta realidad", agregó. Tanto los directivos de los Warriors, como el entrenador Don Nelson, persona con la que Jackson no se lleva nada bien, reiteraron que el jugador forma parte del futuro de la franquicia después que el pasado noviembre le renovaran el contrato por tres años y 28 millones de dólares.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información