Ir a versión clásica Ir a versión móvil

O'Neal llega en plena forma a sus 37 años

Defiende las normas de conducta
EFE EFE

El veterano pívot Shaquille O'Neal, de 37 años, comenzó su nueva andadura con los Cavaliers de Cleveland en plenitud de forma y defendiendo las nuevas normas que ha establecido la NBA para el comportamiento de los jugadores durante los partidos, como la de no poder utilizar el "Twitter".

Los directivos de los Cavaliers y el entrenador Mike Brown han alabado la gran condición física con la que O'Neal se presentó al campo de entrenamiento y están convencidos de que su aportación será decisiva para la lucha por el título de liga. "He tenido muchas actividades que me han permitido sentirme muy bien y ahora llegó más ilusionado que nunca a la competición", comentó O'Neal. "Tengo mis propios métodos de preparación y siempre me han resultado".

O'Neal dijo que se sentía muy feliz con el ambiente que ha encontrado dentro de su nuevo equipo y especialmente con compañeros como la estrella LeBron James, de quien dijo que no sólo es un gran jugador sino que además tiene un extraordinario sentido del humor. "Siempre soy yo el que trato de hacer los entrenamientos divertidos, pero me he encontrado con LeBron que ha logrado hacerme reír", declaró O'Neal. "Es una persona muy especial que se merece todo lo que tiene y ahora estoy más comprometido que nunca para hacerlo mucho mejor".

No tendrá que jugar tantos minutos

Por su parte, Brown dijo que al tener en la plantilla a jugadores como el pívot lituano Zydrunas Ilgauskas y al brasileño Anderson Varejao, O'Neal no tendría que jugar todas las noches 35 minutos sino que podría disfrutar de descansos que le permitiesen llegar a la fase final en plenitud de forma. Brown, que fue asistente de Gregg Popovich cuando los Spurs de San Antonio tuvieron a David Robinson en la última etapa y lograron el título de liga al llegar Tim Duncan, quiere hacer lo mismo en la dosificación del juego de O'Neal. "La temporada es muy larga y ahí que saber dosificar los minutos para que cuando lleguen los partidos decisivos los jugadores claves estén en plenitud de forma", comentó Brown. "Disputar todos los partidos es muy duro para cualquier profesional".

O'Neal, no sólo quiere ser ejemplo en el trabajo de los entrenamientos para sus nuevos compañeros, sino que quiere defender al comisionado David Stern por introducir nuevas normas sobre el comportamiento de los jugadores cuando están en la competición. Uno de los mayores entusiastas en la utilización del "Twitter", O'Neal, dijo estar completamente de acuerdo con las nuevas normas que ha establecido la NBA para prohibir por completo que los jugadores lo hagan durante los partidos.
"Me gusta la decisión que se ha tomado de prohibir la utilización del "Twitter" durante los partidos, pero a mi no me afecta para nada porque nunca lo hice", comentó O'Neal. "Siempre estoy por encima de lo debe ser un excelente comportamiento".

La NBA prohíbe a sus jugadores usar Twitter y Facebook

La NBA prohíbe a sus jugadores usar Twitter y Facebook, redes sociales por internet, durante los partidos. Tampoco podrán ser utilizados otros dispositivos telefónicos, ni ningún otro tipo de comunicación. La prohibición entrará en vigor desde el inicio de la temporada 2009-2010 para todos los jugadores y la NBA ya envió de manera oficial la nueva regla a todos los equipos.

En la misma se detalla que los jugadores, entrenadores y personal operativo, no podrán utilizar las redes del "Twitter" y "Facebook", al igual que los móviles, 45 minutos antes que den comienzo los partidos y durante su celebración, incluyendo el descanso del medio tiempo. que la prohibición será efectiva 45 minutos antes de iniciarse los partidos y hasta que finalicen los compromisos de juego y con los medios de comunicación, incluyendo el medio tiempo.

El reglamento no especificó cuáles serán las sanciones a quienes violen la normativa e instó a los equipos crear sus propias políticas al respecto. La NBA tiene más de 1,4 millón de seguidores en Twitter y muchas de sus estrellas como O'Neal y James que mandaban mensajes a sus seguidores sobre su día a día e incidencias de los partidos. "Obviamente es divertido "twittear" antes de un partido o desde el banquillo, pero tenemos que lograr que la cultura moderna no se entrometa en lo que nos ha traído hasta aquí, que es el deporte", explicó Stern en su comunicado. "Debemos seguir mostrando respeto hacia el juego".

Apoyo al base Delonte West

La NBA desea evitar que los jugadores "comenten" sobre los partidos mientras sus compañeros están en acción. "Creo que este verano se dieron algunas situaciones en las que algunos profesionales no hicieron las mejores cosas para ellos mismos ni para la imagen de la NBA", admitió O'Neal. La pasada temporada el dominicano Charlie Villanueva, que jugó con los Bucks de Milwaukee, generó toda una polémica cuando envió un mensaje a su página de "Twitter" en el descanso del partido que estaba disputando con su equipo.

O'Neal también quiso mostrar su liderazgo dentro del equipo al apoyar al base Delonte West, quien se perdió los primeros entrenamientos sin que los directivos conociesen la razones. West, que fue detenido reciente por la policía en Maryland y acusado de posesión de armas de fuego, volvió ayer, jueves, a los entrenamientos, pero no habló con los periodistas ni tampoco lo hizo el gerente general del equipo, Danny Ferry. Quien si lo hizo fue O'Neal para decir que West era un jugador "importante" dentro del equipo y tenía el apoyo de todos sus compañeros.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información