Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cuban piensa que el fichaje de Artest no fue lo mejor para los Lakers

EFE EFE

El dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban, declaró que el fichaje del alero Ron Artest no fue la mejor decisión que pudieron hacer Los Ángeles Lakers para intentar revalidar el título de campeones de liga.

Cuban se mostró "contento" de la decisión tomada por los Lakers, que a su entender va a permitir al otros equipos de la Conferencia Oeste, entre ellos a los Mavericks, tener más opciones de luchar por estar en las Finales de la NBA.

"Ahora que ellos tienen a Ron Artest, no podría haber deseado algo mejor", declaró Cuban durante su participación en un programa de la cadena de radio ESPN 103.3 en Dallas. "Si alguien me hubiese preguntado qué jugador me gustaría ver con los Lakers, la respuesta sería Ron Artest".

El argumento de Cuban fue que no se podía imaginar ver a Artest con el balón en sus manos y a Kobe Bryant, la estrella de los Lakers, pidiéndoselo para luego darle las gracias.

"Desde luego que no será la imagen más normal que se pueda ver dentro de los Lakers, a Kobe pidiendo el balón", señaló Cuban.

El dueño de los Mavericks no quiso luego hacer ningún comentario ni aclarar su opinión sobre lo que había dicho durante la participación en el programa de radio.

"Creo que va a aportar carácter al equipo", señaló Cuban con indiferencia. "Si va a ser positivo o negativo será algo interesante para ver".

Artest, que la pasada temporada jugó con los Rockets de Houston, estuvo bajo la dirección del entrenador de los Mavericks de Dallas, Rick Carlisle, cuando ambos pertenecieron a la organización de los Pacers de Indiana.

El nuevo jugador de los Lakers perteneció a los Pacers desde la temporada del 2003 hasta el 25 de enero del 2006 cuando fue traspasado a los Kings de Sacramento después que el equipo dejó de ser competitivo y con demasiados problemas dentro de la plantilla.

Artest fue suspendido durante la mayoría de la temporada del 2004-05, sólo pudo jugar siete partidos, después de haber participado en el mayor escándalo deportivo que se recuerda en la historia de la NBA.

El nuevo jugador de los Lakers, junto con Stephen Jackson, se subieron a las gradas del Palace de Auburn Hills, el campo de los Pistons de Detroit, para agredir a varios espectadores, y luego, en el campo, también se les unió el pívot Jermaine O'Neal.

"Ron Artest es un gran jugador", declaró Carlisle. "Mi primer año con los Pacers fue All-Star y nombrado Jugador Defensivo del Año, por lo que se de que es capaz de hacer en el campo. Va a ser muy difícil como siempre la Conferencia Oeste".

Tanto Carlisle como Rick Adelman, entrenador de los Rockets, nunca tuvieron problemas en la relación personal con Artest y de ahí que su rendimiento deportivo fuese bueno bajo su dirección.

Los Mavericks de Dallas, que año pasado llegaron a las semifinales de la Conferencia Oeste, se enfrentaran el próximo 30 de octubre a los Lakers, en su primer partido fuera de su campo

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información