Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Plaza sigue sin ganar con el Cajasol

  • DKV Joventut 65 - 60 Cajasol
DKV Joventut 65 - 60 Cajasol
EFE EFE

El DKV Joventut se impuso al Cajasol en un partido que se le puso muy complicado en el tercer cuarto, pero que remontó después de que el técnico Sito Alonso ordenase una defensa en zona y sentase a Clay Tucker, el ex del cuadro sevillano y el jugador que había monopolizado sin éxito todos los ataques verdinegros.

Esos dos factores y el acierto añadido de Alonso al confiar la responsabilidad ofensiva en Uros Tripkovic, cuando el encuentro parecía perdido, desequilibraron la balanza. Antes de eso, lo que había habido era un dominio del Cajasol que había ido de menos a más, aunque advirtiendo ya en el primer cuarto como, cuando un parcial de 0-10 situó la ventaja andaluza en siete puntos cumplido el minuto 15 (19-26). El DKV Joventut tuvo respuesta desde la línea de tres puntos gracias a Tucker pero, sobre todo, a Tripkovic, pero en el segundo periodo todavía se le complicaron más las cosas.

Tyrone Ellis, que acabó lesionado, y Earl Calloway hicieron bien su labor desde el perímetro, mientras que Domen Lorbek, Tarik Kirksay se aplicaron con idéntica efectividad en la pintura. Las máximas, en esas circunstancias, alcanzaron los quince puntos (36-51 y 38-53, min.26 y 28) con un DKV Joventut que hasta ese momento apenas había conseguido anotar seis puntos por diecisiete del rival.

FICHA TÉCNICA

65- DKV Joventut (16 16 13 20): Valters (10), Tucker (8), Bogdanovic (-), Tomàs (4), Hernández-Sonseca (12) -equipo inicial-, Tripkovic (18), Norel (4), Koffi (5), Eyenga (4) y Fernández (-).

60 - Cajasol: (16 20 17 7): Ellis (5), Calloway (18), Lorbek (4), Asselin (2), Triguero (13) -equipo inicial-, Sastre (2), Savanovic (2), Kirksay (6), Miso (2) y Rey (6).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Francisco José Araña y Antonio Sacristán. Eliminado por cinco faltas a Koffi (m.40) y Miso (m.40).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga ACB, disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 5.648 aficionados.

Sito Alonso, de los pocos que no debió darlo todo por perdido, ordenó en ese momento una zona que fue la pesadilla de Joan Plaza de aquí al final de partido. Eyenga apareció también para sumar en el juego interior y, con esos mimbres, la desventaja verdinegra al término del tercer periodo se redujo a ocho puntos (45-53).

A medida que las perspectivas mejoraban empezaron a creer otros jugadores como Valters, Hernández-Sonseca y, sobre todo, Tripkovic, mientras que Tucker tenía que seguirlo todo desde el banquillo. Sin un catalizador de todo el juego en ataque y con la posibilidad de trenzar contragolpes que otorgaba la defensa zonal, el DKV Joventut fue remontando hasta adelantarse en el marcador a sólo dos minutos del final (58-57) después de un robo y contragolpe de Eyenga.

Al Cajasol no le entraba nada y, de esa forma, era imposible romper la zona verdinegra. Por contra, Tripkovic metía todo lo que le pasaba por la mano y, claro, el Cajasol pudo hacer poco más que aceptar la derrota después de encajar en el último periodo un parcial de 20-7. El DKV Joventut suma tras ahora dos victorias en otras tantas jornadas y le da la vuelta así a su pésima pretemporada, mientras que el equipo de Joan Plaza es el reverso de la moneda, con dos tropiezos aunque con un juego que permite pensar en un mejor futuro inmediato.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información