Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los Pistons empatan la serie

EFE EFE
Se acabó el factor campo para los Celtics de Boston, que vieron como los Pistons de Detroit, liderados por el escolta Richard Hamilton, vencieron 103-97 en el segundo partido de las finales de la Conferencia Este para empatar a 1-1 la serie al mejor de siete.

El tercer partido se jugará el próximo sábado en el Palace de Auburn Hills, el campo de los Pistons, donde se traslada la competición, para disputarse también el cuarto encuentro, el lunes.

Hamilton con 25 puntos, cuatro asistencias, tres rebotes, dos recuperaciones de balón y dos tapones dio a los Pistons los puntos que necesitaban en los momentos decisivos para dejar al equipo con un 49,3 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 50 (5-10) en los triples.

"Habrá un ambiente increíble en el Palace y debemos tener la responsabilidad de mantener la ventaja de campo que hemos logrado", comentó Hamilton, que jugó su partido número 112 de la fase final para empatar con el actual presidente de los Pistons, Joe Dumars, en el segundo lugar de la lista de todos los tiempos.

Hamilton empatará en el próximo partido con el ex pívot Bill Laimbeer, que tiene la mejor marca del equipo con 113 partidos disputados en los "playoffs".

El base Chauncey Billups recuperó su condición de jugador imprescindible en el esquema de los Pistons y aportó 19 tantos con siete asistencias.

Mientras que el alero Rasheed Wallace aportó 13 puntos, incluido uno desde la línea de personal cuando faltaban 10 segundos para concluir el tiempo reglamentario que dio a los Pistons un parcial de 101-97 decisivo, capturó 10 rebotes y dio dos asistencias.

Pero falta el gran trabajo de equipo de los aleros Antonio McDyess y Tayshaun Prince, que aportaron 15 y 14 puntos, respectivamente, con ocho rebotes cada uno.

El factor sorpresa se iba a decantar para los Pistons y el protagonista fue el base novato Rodney Stuckey, que aportó 13 puntos, incluidos seis en el cuarto periodo, después de anotar 5 de 8 tiros de campo.

El entrenador de lo Pistons, Flip Saunders, comentó: "Rodney ha hecho una labor excepcional tanto en defensa como en ataque" y añadió: "Necesitábamos el apoyo de todos los jugadores y eso fue lo que tuvimos para conseguir la victoria".

Ahora los Pistons, que jugaran el tercero y cuarto partido en su campo del Palace de Auburn Hills, se convierten en los grandes favoritos a volver de nuevo a las Finales de la NBA.

La ironía para los Celtics es que perdieron por primera vez en 16 partidos disputados en su campo, incluida la serie de 9-0 que tenían en la fase final, cuando mejor había jugado su trío estelar del "Big Three", al recuperar el escolta Ray Allen su inspiración en los tiros a canasta y anotar 25 puntos.

Uno menos de los 26 que logró el alero Paul Pierce, que fue el líder del ataque de los Celtics, mientras que la gran estrella del equipo, Kevin Garnett aportó otro doble-doble de 24 tantos y 13 rebotes.

Pero falló un triple con tres segundos para concluir el partido que podría haber mantenido al equipo con vida cuando el marcador estaba en 97-101.

El rebote defensivo fue para Prince y Pierce tuvo que forzar la personal con la que el jugador de los Pistons anotó los dos últimos puntos de partido y aseguró la gran victoria del equipo de Detroit.

"Ahora ya no tenemos más opción que convertirnos en equipo ganador fuera de nuestro campo si queremos estar en las Finales", comentó Pierce, en referencia que los Celtics tienen 0-6 en las dos eliminatorias previas que han disputado de la fase final ante los Hawks de Atlanta y los Cavaliers de Cleveland.

Además, las estadísticas tampoco favorecen a los Celtics, que buscan su decimoséptimo titulo de liga, pues ningún equipo ha conseguido llegar a las Finales de la NBA sin haber ganado un partido fuera de su campo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información