Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gasol anula a Duncan

  • El español anotó diez puntos y marcó bien a Tim Duncan
EFE EFE
La defensa de campeonato exhibida por unos Lakers liderados por Kobe Bryant (22 puntos) y Lamar Odom (20 tantos y 12 rebotes) hizo que los Spurs mostrasen su versión más floja y encajasen el 2-0 en la eliminatoria.

No fue el mejor partido de Pau Gasol en ataque (10 puntos y siete rebotes), pero el marcaje que efectuó a Tim Duncan, el líder de los tejanos, resultó impagable. A pesar de ello, la torre de los Spurs acabó con 12 tantos y 16 rebotes.

Sin duda, la victoria para los Lakers en el primer partido, triunfo que parecía en el tercer cuarto imposible al ir perdiendo de 20 puntos, provocó que la escuadra angelina arrancara hoy sin nervios, muy concentrada y, sobre todo, plena de acierto.

No obstante, los jugadores de Phil Jackson, desatados y revitalizados, no consiguieron arredrar a los tejanos, que pasaban el balón las veces que hiciera falta hasta encontrar al jugador mejor colocado tras las constantes ayudas a Gasol en su defensa a Duncan.

El español se fue a la banca con dos faltas personales y sin estrenarse al término del primer cuarto (21-16), en el que Derek Fisher y Bryant comandaron el ataque local.

En los Spurs, expertos en imponer un ritmo de juego pausado, en las antípodas del de los Lakers, los puntos se habían repartido y echaban en falta el liderazgo de sus hombres clave.

Duncan estaba bien cubierto y Parker no lograba desbordar, mientras que Ginóbili, de nuevo como sexto hombre, seguía tan desacertado como el pasado miércoles, en parte, debido a la excelsa defensa del esloveno Sasha Vujacic.

Más intensidad

Los de Popovich decidieron subir la intensidad en defensa y lograron acercarse en el marcador (26-25) aprovechando la ausencia en cancha de Bryant y Gasol, cuyos primeros puntos llegaron a 3:45 para el descanso (46-37) después de hacer volar a Duncan.

El panorama era sombrío para los visitantes. Acuciados por una alarmante falta de acierto (35 por ciento en el tiro), el resquicio que les quedaba a los Spurs era su inmaculada defensa, pero Bryant inició la segunda mitad en plan megaestrella.

Anotó los siete primeros tantos de su equipo, que sumados a la contribución de Odom y Fisher, aumentaron la ventaja local a 18 (66-48) y desquiciaron a unos Spurs desconocidos, sin capacidad de reacción ante lo que caía.

Un dato clarividente: Ginóbili consiguió sus primeros puntos a los tres minutos de dar comienzo el tercer cuarto, en el que Gasol dio una lección absoluta de defensa ante un Duncan sin recursos.

Se llegó al cuarto periodo con 17 de ventaja para los californianos (74-57) y sin noticias de los de Popovich. Jordan Farmar rompió la barrera de los 20 puntos (81-60) e hizo que los Lakers rozaran la treintena (88-60), aunque al final del encuentro, en el que reapareció el angelino Trevor Ariza tras meses de lesión, se alcanzó esa cifra. Al final, 101-71 para Lakers y 2-0 en la eliminatoria.

Quien golpea primero, golpea dos veces. Los Lakers lo hicieron el miércoles y hoy repitieron. Ahora viajan a San Antonio con la tranquilidad, que no la seguridad, que otorga la estadística: las 40 veces anteriores en las que un equipo de Phil Jackson se adelantó en una serie a siete partidos, acabó ganando la eliminatoria.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información