Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El secreto de Travis Hansen

  • Promueve acciones benéficas a través de su Fundación, Little Heroes
Su lado más humano
Defensa Central Defensa Central

El jugador del Real Madrid, Travis Hansen, tiene un pasado sorprenderte e interesante. Antes de dedicarse al baloncesto fue misionero durante dos años.

La vida de Travis Hansen, alero del Real Madrid, ha dado un giro radical, de Misionero durante dos años en su juventud pasó a ser jugador de la NBA, luego se marchó a Rusia y ahora finalmente ha llegado aquí a España de la mano del equipo madridista.

Lo que muchas personas no sabrán es que además de ser un deportista de élite, el norteamericano creó una Fundación, Little Heroes, con la que promueve diferentes causas benéficas en Rusia y Estados Unidos, dos de los países donde residió. En una entrevista en el programa de Cadena Ser, El larguero, contó esa faceta solidaria.

Travis Hansen, de religión mormona (Cristiano, cree en Dios y Jesucristo y además es practicante), es un hombre humilde, sencillo y muy comprometido con la sociedad y los más necesitados. Según el mismo reconoció en esta misma entrevista, la muerte de su madre marcó mucho su vida: "Le prometí que iba a ser misionero y lo cumplí. Estuve casi dos años en Santiago de Chile, donde aprendí español. Me dedicaba a construir casas y ayudar a la gente pobre”, relató el jugador.

Sin embargo, tras dos años dedicado a los demás acabó en la NBA: “Al llegar a EEUU jugué dos años en Atlanta Hawks. Fue un gran cambio. Lo pasé muy bien jugando en la NBA. Mi siguiente destino fue el TAU, donde jugué otros dos años. Antes de llegar al Real Madrid, jugué tres años en Moscú”. En Rusia fue donde surgió la idea de la Fundación: “Mi mujer se hizo voluntaria en un orfanato en Rusia y descubrimos un nuevo mundo. Los orfanatos estaban llenos de niños. Fue cuando tuvimos la idea de crear la Fundación. Teníamos que hacer algo”, contó Hansen.

El lema de Little Heroes es “cada persona nacida en la tierra tiene la capacidad de hacer algo bueno”. El norteamericano desveló que el primer proyecto de la Fundación estuvo dirigido a un niño de dos años que estaba muriéndose: "Necesitaba un trasplante de hígado en dos semanas o moriría. Algunos amigos doctores me ayudaron. Fuimos capaces de lograrlo. Tras dos operaciones, está bien. Ya tiene cinco años”. Hansen asegura que el dinero que reciben es íntegramente usado en acciones benéficas: “El 100% de las donaciones va para las ayudas a los niños. Tenemos un patrocinador que paga a nuestros empleados, así que todas las donaciones son para los niños”. Estas donaciones se pueden realizar a través de la web de la Little Heroes Foundation.

Foto: Realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información