Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Vistalegre pide baloncesto

  • El Real Madrid regresa a casa tres semanas después de su último partido
El Real Madrid regresa a casa tres semanas después de su último partido
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Tras una larga travesía de cuatro encuentros jugados fuera de casa, este domingo Vistalegre vuelve a vivir un encuentro del Real Madrid. Y qué mejor que hacerle con uno de los mejores partidos de Europa, el clásico Real Madrid-Barcelona.

Más de tres semanas han transcurrido desde que el pasado 5 de diciembre el Real Madrid jugase su último partido en casa. Fue ante el Power Electronic Valencia, en un encuentro que finalizó con 77-66 en el marcador y que alargaba la imbatibilidad merengue hasta los once partidos en la ACB. Sin embargo, tres semanas después los merengues acumulan ya dos derrotas en el torneo nacional y una más en Europa, tras perder en Polonia ante el Prokom.

La lesión de Sergio Llull horas antes de jugar ante el Xacobeo Galicia ha acabado pasando factura a un equipo que acumula ya más de veinte encuentros en apenas setenta días de competición. Por ello, tras gozar de una semana de descanso, los de Messina llegarán al duelo dominical al cien por cien y tendrán una oportunidad única de empezar a enmendar los errores cometidos en las últimas jornadas.

Además del descanso de los últimos días, la otra gran baza para los madridistas será el apoyo de su cancha talismán. En el coliseo de Carabanchel los merengues llevan 14 victorias consecutivas y aún no saben lo que es perder en esta temporada. Lo cual, unido al lleno que se espera en Vistalegre, ayudará a que los madridistas recuperen el liderato de la ACB que perdieron hace dos semanas en Compostela.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información