Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Celtics, a las puertas de la final

EFE EFE
El mejor toque de muñeca hizo acto de presencia con el escolta Ray Allen y los Celtics de Boston se aprovecharon para conseguir la victoria por 106-102 ante los Pistons de Detroit en el quinto partido de las finales de la Conferencia Este, que dominan por 3-2.

Allen jugó su mejor partido de la fase final y lo hizo al aportar 29 puntos, incluidos los decisivos del último minuto del partido cuando los Pistons se habían colocado a sólo un punto en el marcador parcial.

El escolta de los Celtics esta vez sí hizo honor de formar parte del famoso "Big Three" de los Celtics al anotar 9 de 15 tiros de campo, incluidos 5 de 6 triples, y 6-6 desde la línea de personal, capturó tres rebotes y repartió dos asistencias.

El alero Kevin Garnett se mantuvo en su línea de líder del equipo al encabezar la lista de encestadores con 33 puntos, incluidos los dos desde la línea de personal con los que sentenció el marcador final al anotar dos tiros de personal y 3,4 segundos para concluir el partido.

Garnett, que anotó 11 de 17 tiros de campo, incluido 1-1 triple, y 10-12 desde la línea de personal, también capturó siete rebotes y repartió dos asistencias.

Jugador sorpresa

El jugador sorpresa del partido fue el pívot Kendrick Perkins, que logró 18 puntos, capturó 16 rebotes y puso dos tapones para dominar siempre las acciones bajo los aros, que iba a ser una de las claves en la victoria de los Celtics.

La victoria permitió a los Celtics ponerse a sólo una más de conseguir el pase a las Finales de la NBA por primera vez desde 1987 cuando en el equipo jugaban los legendarios Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish.

"Todavía no hemos conseguido la clasificación, nos falta un triunfo y debemos estar más concentrados que nunca para conseguirlo", declaró Doc Rivers, entrenador de los Celtics. "Hemos dado un gran paso, pero nos falta el último y más difícil".

La primera oportunidad para conseguir la victoria que necesitan la tendrán el viernes cuando salgan al Palace of Auburn Hills para disputar el sexto partido de la serie.

El base novato Rodney Stuckey fue el cuarto jugador de los Pistons que anotó en doble figura, pero el alero titular Antonio McDyess, que en el cuarto partido había sido el líder indiscutible, se quedó con sólo cuatro tantos.

Los Celtics, que llegaron a tener hasta 17 puntos de ventaja, con 8,2 segundos para el final sólo era de uno (102-101), hasta que Allen consiguió los dos tiros de personal para poner el parcial de 104-101 y asegurar la victoria.

"No tuvimos consistencia en los tres primeros periodos y cuando entramos en acción, al final nos faltó el factor suerte para los puntos decisivos cayesen de nuestro lado", comentó Flip Saunders, entrenador de los Pistons. "Ahora sólo nos vale la victoria en el sexto partido eso es lo que vamos a buscar".
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información