Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bilbao le trae suerte al Real Madrid

  • Logró la Copa del Rey disputada en 1961 en la ciudad vasca
Logró la Copa del Rey disputada en 1961 en la ciudad vasca
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid "se exhibió" en la única edición de la Copa que hasta el momento se ha celebrado en Bilbao, según relatan las crónicas de la época, al vencer por 76-51 al FC Barcelona en la final, que tuvo lugar en las instalaciones del frontón del Club Deportivo de la capital vizcaína el 29 de mayo del año 1961.

Estaba previsto que en la fase final de la Copa del Generalísimo tomarán parte un total de ocho clubes, Real Madrid, Barcelona, Juventud y Orillo Verde de Sabadell, clasificados de forma directa, y el Aismalíbar de Montcada, Español, Agromán de Madrid y Estudiantes, que salieron de dos fases previas celebradas en Madrid y Barcelona.

Sin embargo, "los imponderables" hicieron que dos equipos cayeran de esa lista, y así, el Orillo Verde y el Estudiantes no pudieron acudir a Bilbao a disputar la fase final "a causa de la época de exámenes" en la que se hallaban inmersos sus jugadores, según narra el diario 'Hierro' del 25 de mayo del mismo año.

"La organización optó por no sustituir" a los dos equipos, ya que los aspirantes "no alcanzarían la categoría de aquellos" que se habían caído del programa, se explicaba en una previa firmada por el periodista Rafael en el diario 'Hierro', que recoge Europa Press.

Para la jornada de semifinales "el público se volcó y los graderíos presentaron un magnífico aspecto" para presenciar el derbi catalán entre Barcelona y Español, que concluyó con 47-38 favorable a los primeros gracias a "su juego basado en las apertura de Cano y Ruiz a las que ponía terminación la labor encestadora de Alfonso Martínez".

En el otro choque, los madridistas vencieron por 54-43 al Aismalíbar y se hicieron con el billete para la final, en un encuentro en el que destacó la presencia de Montgomery y Schaeff, "los dos colosos yanquis que se alinearon con los 'merengues'".

Entradas por...20 pesetas

De este modo, los dos grandes favoritos se dieron cita en la gran final para la que las entradas salieron a la venta a un coste de 20 pesetas las sillas de cancha, mientras que las de general se podían adquirir a un precio más económico de 10 pesetas, según se reflejaba en 'Hierro'.

Con todo preparado y con el "reloj gigante" donado por Relojería Branca puesto a cero, dio comienzo el choque, el mismo día en el que Anquetil se imponía en la contrarreloj del Giro, por delante del madrileño Antonio Suárez, y la 'maglia rosa' iba a parar al belga Van Tongerloo.

En la final, el Real Madrid "se exhibió" ante los catalanes en una "fresquita mañana de domingo que ayudó a que el público llenara los graderíos", aunque la crónica de Alonso en 'La Gaceta del Norte' destaca también la casta del equipo culé, y "su tesón y su lucha ya que no se entregó nunca" pese a lo adverso del marcador.

Así, los 'blancos' consiguieron un triunfo "categórico de principio a fin, imponiendo su neta superioridad de ataque y defensa, ganando por velocidad y puntería, en variadas gamas de jugadas de una brillantez impresionante", narraba 'La Gaceta del Norte'.

Tras la victoria del equipo liderado por Emiliano Rodríguez, máximo anotador del choque con 19 puntos, "el presidente de la Federación Española hizo entrega de la Copa de S. E. el Generalísimo al capitán del Real Madrid, quien se la dio a su entrenador Pedro Ferrándiz, el cual agradeció el gesto emocionado".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información