Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gasol: "Sigo con hambre"

EFE EFE
Pau Gasol, que se convirtió hoy en el primer español que disputará la gran final de la NBA, dijo tras la victoria por 100-92 de los Lakers sobre los Spurs que su equipo sigue "con mucha hambre" y que piensa aprovechar "esta grandísima oportunidad" para ganar el anillo de campeón.

"El equipo tiene ilusión, somos conscientes de que no tenemos demasiada experiencia a este nivel, pero tenemos ambición, ilusión y ganas de conseguir el campeonato", manifestó el ala-pívot al término del encuentro.

"No queremos saber lo que se siente al perder una final de la NBA, estamos haciendo unos muy buenos play-offs y nos falta un pasito más para realizar este gran sueño", agregó el 16 de púrpura y oro.

El internacional español, que llegó a los Lakers a mitad de temporada traspasado por los Grizzlies de Memphis, dijo al llegar a la entidad angelina en febrero que había cumplido un sueño, pero ahora la situación va más allá.

"Sin duda he deseado esto durante tiempo, soñaba con poder estar en una situación como ésta, de luchar por un campeonato, jugar a este nivel, con un gran equipo... no sabía ni cuándo, ni cómo ni con quién, pero deseaba que pudiera hacerse realidad y aquí estamos, viviendo el sueño", explicó Gasol.

Respecto al quinto encuentro de la eliminatoria frente a los Spurs resaltó su duelo particular con Tim Duncan. "Es un gran jugador, juega duro y es difícil de cubrir, sólo puedo estorbarle; es uno de los mejores jugadores en su puesto y hace un trabajo excelente para su equipo, es un placer jugar contra el".

Aunque no fue su mejor día en el apartado ofensivo, Gasol sí cuajó una buena actuación en defensa, estorbando muchos tiros de la torre tejana.

"Me concentré en defensa y en crear mejores oportunidades para mis compañeros", declaró el catalán, quien admitió que su equipo lo echó en falta en el tercer encuentro de la serie.

"Sé lo importante que es cada partido; después del tercero me sentía mal por no haber ayudado al equipo, así que en los dos siguientes salí más concentrado y agresivo en defensa porque en ataque no me necesitan tanto", explicó.

Preguntado acerca de su rival favorito para la gran final, dijo no tener preferencias. "Me da igual, es la final de la NBA, juegues contra quien juegues va a ser durísima, tanto Boston como Detroit son grandes equipos y sabemos que será duro porque empezaremos fuera de casa".

Con la alegría marcada en el rostro, el español concluyó recordando que "aún falta un escalón para estar satisfechos del todo", pero admitió que la plantilla que dirige Phil Jackson es consciente del "talento potencial" que posee y aseguró que en el grupo existe una "química envidiable".

Instantes antes de sus palabras, el capitán de los Lakers, Kobe Bryant, hizo mención a la decisiva aportación de Gasol en el éxito de los Lakers.

"Se lo he dicho a mucha gente en la Liga, que el de Pau fue un gran traspaso, y se reían de mí porque decían que no sabían en realidad cómo llamarlo, puede que una donación", comentó el mejor jugador de la temporada regular. "El caso es que nos ha ayudado a hacer un trabajo fantástico", finalizó.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información