Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El segundo batallón también responde

  • El equipo de Messina supo sobreponerse a un mal inicio de partido y venció con facilidad al Xacobeo. Hansen, Tomic y Vidal tomaron el mando. Massey, en su retorno a Vistalegre, fue el mejor del Xacobeo con 26 tantos.
Real Madrid 92-80 Xacobeo
David Jorquera - Vistalegre David Jorquera - Vistalegre

El Real Madrid consiguió un cómodo triunfo ante el Xacobeo en Vistalegre (92-80). El inicio del partido no fue fácil para los de Messina, que llegaron a perder por 13 puntos, tras el desgaste del partido de Euroliga ante el Efes, sin embargo, los blancos mejoraron sus prestaciones con el paso de los minutos y resolvieron con facilidad.

Después de una gran faena, veáse Estambul, suele llegar una pequeña relajación. O grande. Eso depende del equipo en cuestión y de la capacidad que tenga su técnico para motivar. El Madrid no fue una excepción a la regla o, al menos, no lo fue durante los primeros minutos de su choque ante el Xacobeo del ex madridista Massey.

El americano con pasaporte macedonio sacó provecho de la relajación del Madrid en los primeros minutos. La defensa no existía y en ataque la bola no entraba. Pasito a pasito, Xacobeo se lo fue creyendo. El sueño se hacía realidad aunque el espejismo sobrevolaba Carabanchel. Un motivado Massey se aprovechaba de la desidia blanca en defensa para anotar 11 puntos a la finalización del primer acto. El Madrid llegó a perder por 13 tantos (9-22 min.8), sin embargo, no cayó en la desesperación del luminoso.

Ficha Técnica:

Real Madrid 92 (18 31 18 25): Tomic (16), Jaric, Garbajosa (5), Prigioni (6), y Kaukenas (3) -equipo inicial-, Hansen (17), Lavrinovic, Reyes (11), Velickovic (6), Llull (10), Bullok (7) y Vidal (11).

Xacobeo Blu:Sens 80 (24 19 17 20): Vasileiadis (23), Bulfoni (8), Massey (26), Pasalic (5) y Sánchez (8) -equipo inicial-, Aguilar, Djedovic, Higgins y Reyshaun (10).

Árbitros: Vicente Bultó, José Javier Murgui y Pedro Munar. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre ante 8.900 espectadores.

Messina decidió rotar y rotar a los suyos hasta dar con la tecla acertada. Primero fue Felipe Reyes el que, a base de rebotes en ataque, dio consistencia a un Madrid que aún tenía el confite por su victoria ante el Efes. El capitán fue el clavo al que se agarraron los blancos en un momento delicado del choque. Su brega y lucha habitual contagiaron a sus compañeros. Messina decidió tirar de Llull y Vidal para apretar las tuercas a los gallegos, y éstos respondieron fielmente. El de Menorca firmó un buen mate en contraataque y un triple, mientras que Vidal tuvo que bailar con la más fea, marcar a Vasileiadis (15 puntos al descanso). El ex del Baskonia respondió y, además, se permitió el lujo de anotar un par de triples sin fallo. El Madrid ponía las cosas en su sitio y todo hacía presagiar una segunda mitad de partido cómoda (49-43 min.20).

El Madrid ya no cedió el mando

Pese a todo, Xacobeo no terminaba de despegarse. El choque entró en ese intercambio de canastas clásico en el que ambos equipos se mostraban relativamente cómodos. El Madrid volvió a quitar el pie del acelerador mientras que los gallegos hacían la goma gracias a sus defensas alternativas y a la resurreción de Terry que dejó de pegarse con el aro para encontrar algo de cariño en forma de canasta. Todo quedaba pendiente de lo que acurriera en el último periodo pues el choque estaba tan abierto como un melón (67-60 min.30).

El Madrid no quería sorpresas y su inicio del último cuarto así lo demostró. Ante Tomic mostró, una vez más, que sigue creciendo. Dejó para el vídeo una nueva jugada de espaldas que finalizó con la izquierda con mucha clase y, además, puso un tapón con la suficiencia que le dan sus 217 centímetros. Al croata se sumó Hansen, que se entendió con las esquinas para enchufar un par de triples que aniquilaron moralmente al Xacobeo (79-64 min.34). A partir de aquí, todo fue coser y cantar para los blancos. Messina reservó a hombres como Lavrinovic, Reyes o Prigioni y los Vidal, Tomic o Hansen tiraron del carro para llevarse las mayores ovaciones de la mañana. Cualquier cosa es poca de cara al partido del jueves ante el Maccabi en Euroliga.

Fotografías: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información