Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A acabar con los viejos fantasmas ante el Maccabi

  • El conjunto hebreo venció hace un par de temporadas en Vistalegre
El conjunto hebreo venció hace un par de temporadas en Vistalegre
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Con la clasificación para los cuartos de final de la Euroliga en el bolsillo, los de Ettore Messina se medirán el próximo jueves en Vistalegre al Maccabi para lograr el liderato del grupo. Mientras la victoria permitiría tener el factor cancha a favor en la próxima ronda, la derrota supondría ser segundos y acabar midiéndose, probablemente, con el Barcelona.

Aunque el rival se trata de un Maccabi venido a menos en relación al que pululó la pasada década por Europa, no hay que olvidar que el jueves estarán sobre el parqué dos clubes que suman trece máximos trofeos continentales. Por tanto, se tratará de un choque de enjundia que tampoco trae recuerdos muy positivos a la memoria del madridismo, ya que hace un par de temporadas un grave error de los de Plaza en un enfrentamiento con ellos acabó eliminando al equipo de la competición.

Era el 13 de marzo de 2008 cuando el Maccabi de Tel Aviv visitaba el coliseo carabanchelero con la intención de impedir que los blancos sellaran su pase a los cuartos de final de la Euroliga. Con un bagaje en cuatro partidos de tres victorias y una derrota, los madridistas solamente tenían que ganar a sus rivales para obtener el billete, mientras que los israelíes viajaban a la capital con dos triunfos y otras dos derrotas.

Lo que pasó durante el partido pertenece ya a la historia negra reciente del Real Madrid de baloncesto. Tras contar con rentas de hasta trece puntos mediado el partido, los blancos se hundieron en la segunda parte hasta llegar al 89-86 con bola para el Maccabi y 23 segundos de partido. Lo más lógico, vista la situación, hubiera sido realizar una falta, pues el equipo se encontraba en bonus. Pero los merengues le concedieron a Halperin la opción de tirar de tres y el hebreo no falló.

En consecuencia, el partido se fue a la prórroga y allí los Raul López, Llull, Smith, Hervelle y compañía acabaron sucumbiendo por 100-103. El resultado provocó que el Real Madrid se jugara la clasificación en la cancha del Olympiakos griego, conjunto que también estaba inmerso en la pomada por la clasificación. El 72-63 cosechado en el Pabellón de la Paz y la Amistad acabó así con la trayectoria del equipo en la competición, y dejó la sensación de que la 'no falta' ante el Maccabi fue algo más que un error.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información