Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Cada día aprendo algo nuevo"

  • Sergio Llull sigue viendo al Barcelona como favorito en la eliminatoria
Sergio Llull sigue viendo al Barcelona como favorito en la eliminatoria
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Con sólo 22 años, Sergio Llull ya es el ídolo de Vistalegre. Por ello este joven escolta será una de las grandes bazas del Real Madrid en los dos partidos de Euroliga que se disputarán esta semana en el coliseo de Carabanchel.

El Diario El País ha querido aprovechar la ocasión para entrevistar al menorquín en las horas previas al tercer encuentro. Sobre la eliminatoria, el jugador señala que "ahora parece que está la cosa más igualada, pero el Barça sigue siendo el favorito. Hemos decantado el factor pista a nuestro favor, pero ellos han perdido muy pocos partidos. Siguen siendo un grandísimo rival. Sigue siendo el favorito".

Para el propio Llull el actual Barcelona es el equipo que más juega por encima del aro que ha visto en su vida, ya que "soy muy joven todavía. Pero, teniendo a Ndong y Fran Vázquez ahí debajo, además de a un jugador tan atlético como Morris, a Lorbek, que tiene mucha clase... ¡La verdad es que es complicado marcarles!".

Aun así, el internacional español parece tener claro la manera de frenarles, ya que "les gusta mucho un ritmo alto de partido, correr, jugar el pick and roll y hacen muchos alley hoops. Se defienden muy fuerte. A nosotros nos va mejor un ritmo lento, más pausado. Es un trabajo de equipo. En el uno contra uno, contra Ricky Rubio, estás un poco solo. Hace falta que el equipo esté en posición de ayuda, atento al pick and roll, que el pívot salga a ayudarte. Parar a Ricky no es un trabajo sólo de los bases. Sabemos que tenemos que controlar el rebote y defendernos muy fuerte" señala.

A nivel personal el jugador destaca el aprendizaje que está llevando con un compañero como Prigioni, ya que "yo hago de esponja. He aprendido de todo con él. Cada día me voy a casa con algo nuevo. Es un gran director de juego, un maestro. He aprendido de él a controlar más el ritmo del partido, a no ir siempre con un ritmo alto y a leer mejor el juego. Eso lo estoy aprendiendo bastante bien" indica. Y acaba dejando una muestra de su carácter en pista "no me gusta perder a nada. Con mi hermano pequeño he tenido miles de peleas por culpa de no saber perder, por decirlo de alguna manera. Eso me empuja a jugar con mucha garra, con mucho corazón... A nunca dar un partido por perdido".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información