Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El rey del 'cole' fue el Real Madrid

  • Real Madrid 101-77 Estudiantes
Real Madrid 101-77 Estudiantes
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid volvió a reencontrarse con la victoria en un derbi desigual ante un Estudiantes corto de pívots, por las lesiones de Gabriel y Carner-Medley, que nunca fue aspirante a la victoria y en el que la efectividad local en los triples sentenció.

 

Aunque Estudiantes pareció entrar más enchufado al partido (0-4), el Real Madrid, que no alcanzaba los 100 puntos desde el 4 de junio 2009 (frente al Tau), no tardó casi nada en marcar el paso del partido y con dos contraataques casi consecutivos se puso por delante, 8-6, gracias al buen hacer de Hansen, especialmente productivo en ataque y eficaz en defensa.

Las bajas de Germán Gabriel y Nick Carner-Medley dejaron al Estudiantes con una rotación corta entre los pívots y esa fue una de las causas por las que Luis Casimiro decidió defensas alternativas en el segundo cuarto, hombre-zona, para intentar frenar a los locales.

Bullock sacó su fusil

La zona fue aprovechada por Louis Bullock, que sacó a relucir la eficacia de su muñeca en el tiro. El Madrid, aunque vio reducida inicialmente su renta, acabó imponiéndose en el cuarto y se marchó a vestuarios con 11 puntos de renta, 46-35.

Ficha técnica:

101 - Real Madrid (23 23 29 26): Tomic (2), Hansen (9), Garbajosa (13), Prigioni (6), Llull (16) -equipo inicial-, Jaric (14), Lavrinovic (8), Reyes (4), Velickovic (6), Vidal (2), Kaukenas (5) y Bullock (16).

77 - Asefa Estudiantes (15 20 21 21): Oliver (2), Suárez (13), Popovic (4), Clark (5) y Lofton (19) -equipo inicial-, Jasen (13), Granger (8) y Driesen (13).

Árbitros: Juan L. Redondo, Juan C. García y Pedro Munar. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima octava jornada de Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre ante 8.200 espectadores.

Sin apenas tiempo de reponerse, menos de 48 horas, de la eliminación en la Euroliga a manos del Barcelona, el Real Madrid se puso manos a la obra de reencontrarse con la victoria, el mejor antídoto para superar las adversidades.

El Real Madrid salió dispuesto a sentenciar el partido y apretó un poco más en defensa, mientras que Estudiantes se refugió definitivamente en una zona para intentar detener el aluvión de puntos del rival.

Las ventajas fueron en aumento

Los locales, inspirados en el lanzamiento triple, fueron aumentando ventaja hasta los veinte puntos, 65-45 en el minuto 25, lo que propició cierto relajamiento y que Estudiantes no se descolgara escandalosamente en el marcador. Al final de los tres primeros cuartos, el marcador reflejó un ya claro 75-56.

Un 8-2 de salida y en los dos primeros minutos acabó por sentenciar un partido en el que Estudiantes nunca dio la sensación de poder ganar y en el que el Real Madrid buscó con más ahínco la victoria para restañar sus heridas europeas y prepararse, porque la semana que viene vuelve a enfrentarse con el Barcelona en el Palau. Caprichos del calendario.

Fotografías: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información