Ir a versión clásica Ir a versión móvil

En Vitoria el Caja Laboral jugó con seis

  • Un aficionado agarró a Prigioni en una jugada del primer partido
Un aficionado agarró a Prigioni en una jugada del primer partido
Defensa Central - J.C. Defensa Central - J.C.

La eliminatoria de semifinales de play-off entre el Caja Laboral y el Real Madrid se presumía muy reñida antes de empezar a disputarse, pero nada hacía presagiar que el conjunto vitoriano se vería obligado a recurrir a ayudas externas para ponerse con ventaja en el parcial.

En este tipo de duelos tan igualados toda ayuda suele ser poca para que los equipos logren imponerse a sus rivales. Al menos, la que entra dentro de la legalidad, como el aliento y apoyo del público desde la grada. Y es que el Caja Laboral recibió el pasado viernes una mano de parte de uno de sus aficionados, ya que cuando restaban 1:48 para el término del encuentro, y con 58-56 a favor de los locales, un seguidor del Caja Laboral tuvo la 'genial' idea de agarrar a Pablo Prigioni para que no defendiera en la jugada, aprovechando que el argentino había intentado salvar un balón dividido.

Al final, el encuentro acabó con un 62-60 favorable a los vascos que, quién sabe, lo mismo hubiera podido decantarse para los de Messina si el aficionado hubiera dejado defender la jugada a Prigioni. Lo que parece claro es que esta acción no le hace ningún bien a un deporte tan espectacular y apasionante como el baloncesto y menos a la Liga ACB, la cual presume de ser la mejor competición de este deporte más allá de la NBA.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información