Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El cuarto periodo, pecado mortal del RM

  • Olympiacos 82-66 Real Madrid
Olympiacos 82-66 Real Madrid
D.J - Agencias D.J - Agencias

El Real Madrid cayó derrotado (82-66) en su visita al Olympiacos, en un partido correspondiente a la primera jornada del Grupo 'B' de la Euroliga y que ha servido para alzar el telón de la máxima competición continental.

El equipo que dirige Ettore Messina dilapidó nueve puntos de ventaja en el segundo cuarto y acabó sucumbiendo a la calidad de Spanoulis (16 puntos y 21 de valoración) y del pivot Bourousis (16 tantos, 7 asistencias y 24 de valoración), elegido mejor jugador del encuentro y que fue un constante quebradero de cabeza para la defensa madrileña.

Durante los primeros compases, la igualdad reinó en el marcador y en el bando visitante destacó Sergio Llull, que con un cien por cien de acierto en el tiro mantuvo a los suyos en el partido, incapaces de lograr una renta mayor en los primeros diez minutos por las tres pérdidas de balón que cometieron.

Al inicio del segundo parcial, se vio al equipo que quiere Messina. Una férrea defensa vino acompañada de un gran acierto en la canasta contraria. El de Mahón siguió llevando la batuta y Felipe se animó con su nueva 'especialidad', los tiros de larga distancia. Así, los blancos secaron a su rival y consiguieron un parcial de nueve puntos.

Una técnica a Messina metió a Olympiacos en el partido

Sin embargo, una técnica señalada al entrenador madridista por protestar una falta no pitada sobre Tomic, le valió la técnica. El juego se paró durante unos minutos y los helenos aprovecharon para recuperar el terreno perdido, merced a la aparición de Spanoulis y la figura de Bourousis, que con cinco puntos consecutivos mandó a los suyos uno arriba (36-35) al descanso.

FICHA TÉCNICA.

OLYMPIACOS: Teodosic (15), Spanoulis (16), Nielsen (4), Papanikolao (2) y Nesterovic (11) --quinteto inicial--; Bourousis (16) Papaloukas (4), Lucas-Gordon (2),  Keselj (3), Mavrokefalidis (9) y Erceg (-).

REAL MADRID: Rodríguez (6), Llull (18), Suárez (12), Tomic (10) y Reyes (9) --quinteto inicial--; Fisher (4), Velickovic (-), Vidal (2), Garbajosa (-) y Tucker (5).

PARCIALES: 17-17, 19-18, 26-21 y 20-10.

ÁRBITROS: Lamónica (ITA), Belosevi (SRB) y Viator (FRA). Eliminado Nielsen por faltas personales por parte del Olympiacos.

PABELLÓN: De la Paz y la Amistad. 9.200 espectadores.

Tras la reanudación, el Real Madrid mostró una de las señas de identidad que tanto persigue este curso, el orgullo. Contar con jugadores implicados en el proyecto es una de las claves para que no ocurran cosas como la del año pasado ante Maccabi, cuando los blancos se condenaron a disputar con el Barça los cuartos de final de esta competición, de la que se acabaron despidiendo en cuartos de final.

Sergio Llull y Carlos Suárez emergieron en el parqué griego para echarse el equipo a las espaldas y empezar a ejercer de estrellas de los suyos, para lo que están llamado. El ex colegial se mostró muy acertado desde la línea de triple y el balear siguió con su gran tino, lo que se tradujo en 15 puntos entre ambos durante el tercer parcial.

Un triple que hizo mucho daño

Aunque los visitantes plantaron batalla y mejoraron sus guarismos, el ataque en estático local siguió funcionado a la perfección y apareció Mavrokefalides. El ex de Pamesa Valencia embocó un tiro desde el centro del campo sobre la bocina y condujo a los suyos hasta los seis de ventaja con los que afrontaron el último cuarto.

Todavía con el 'shock' por el triple recibido en el último segundo, los blancos volvieron a cancha hundidos, como si sus opciones se hubieran quedado en ese estratosférico lanzamiento. El técnico transalpino pidió un tiempo muertos de los 'suyos' y ordenó a sus jugadores volver a la cancha sin dar una indicación, sólo con un grito de ánimo.

Los últimos momentos fueron jugados con gran inteligencia por los del Pireo, que administraron su renta de manera impecable y acabaron amargando el debut de los blancos en la Euroliga, lo que supone un frenazo en la evolución del equipo, que había firmado buenas victorias en la ACB ante Estudiantes, Assignia Manresa y Bilbao Basket.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información