Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Cada derrota es un desastre más"

  • Pese a todo, "tenemos que mirar para adelante", añade Messina
Pese a todo, "tenemos que mirar para adelante", añade Messina
REDACCIÓN REDACCIÓN

El técnico del Real Madrid, Ettore Messina, confía en que su equipo muestre la mejor cara el jueves ante Virtus en Roma en la tercera jornada de la Euroliga, advirtiendo de que derrotas como la del pasado sábado ante el Meridiano Alicante volverán a repetirse, ya que el equipo es "joven" y todavía debe conseguir "equilibrio y dureza mental", esperando seguir manteniendo la confianza de los rectores del club.

El italiano cree que su equipo sabrá "reaccionar" y dejar atrás lo sucedido ante el colista de la ACB. "No podemos jugar pendientes de lo que ha pasado. Tenemos que mirar para adelante", señala. Messina entiende que con el Real Madrid se tenga menos paciencia que con el Barça, ya que "ellos viene de ganar el título". "Nosotros no y cada derrota es un desastre más, un problema más", valora.

Reconoce que sus jugadores están "jodidos" porque derrotas como ésa "afectan", pero defiende la falta de experiencia de los suyos y advierte de que "eso va a pasar otra vez". "Estoy seguro de que el equipo reaccionará, jugará bien tres, cuatro o cinco partidos, pero vamos a cometer otros errores porque nos relajemos o por lo que sea, hasta que consigamos equilibrio y dureza mental", argumenta.

Así, considera que no se ha de ver todo tan negro, y, aunque respeta a los que así lo piensen, el intenta hacerle "ver" a sus jugadores que no hay que dramatizar a estas alturas de temporada. Y es que, Messina asegura que no tiene duda alguna del esfuerzo y la entrega de sus hombres, como se lo demuestran en los entrenamientos y, personalmente, intenta "aislarse" de los rumores sobre su fururo. "Intento aislarme del floklore. Si se piensa que soy capaz, sigo, si no, alguien me lo dirá. No puedo permitir que lo que me afecte a mí afecte al equipo", sentencia.

El entrenador hizo un símil con los ciclistas italianos Gino Bartali y Fausto Copi, compañeros y rivales en los años 30 y 40 y con muy diferentes caracteres, uno pesimista y que siempre se quejaba y el otro más tranquilo y cauto. "Aquí hay millones de Bartalis, pero yo intento hacer de Copi, callarme y trabajar con mi equipo", subrayó.

Finalmente, sobre el encuentro ante la Virtus destaca su "máximo respeto" por un equipo que tiene "mucha profundidad y jugadores atléticos", aunque algunos sea jóvenes, lo que hace que les "esté costando acoplarse".

   "Tienen momentos buenos y otros menos buenos, son irregulares, pero eso lo compensan con una defensa agresiva que recupera muchas pelotas y les permite correr al contraataque. Será un partido duro, como todos los de la Euroliga y más fuera de casa", sentencia

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información