Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid se luce en Roma

  • Gran partido de los de Messina ante un rival que tiró la toalla en el segundo cuarto
Virtus Roma 56 - R. Madrid 74
Agencias - DC Agencias - DC

El Real Madrid ha logrado una cómoda victoria ante la Virtus de Roma (56-74) en el tercer partido del conjunto blanco en la Euroliga, arrollando al rival italiano el cual sufrió una inexplicable 'crisis' en su juego que aprovechó el conjunto de Ettore Messina para recuperar la mejor versión de su juego, tras el tropiezo liguero del pasado fin de semana ante el Meridiano.

El conjunto madridista resolvió el partido en la primera parte al irse al descanso con una ventaja de 18 puntos. Los blancos logran así su segunda victoria en la máxima competición continental ante el conjunto romano, que partía como líder del grupo B al acumular dos victorias, y que mostró la peor cara posible en un equipo que aspira a estar en el 'Top 16'. Los de Messina tardaron apenas un cuarto en coger las riendas del partido, afinar la puntería en el tiro tras unos minutos de falta de acierto, y borrar del campo al rival italiano que no pudo hacer nada para seguir el ritmo anotador del Real Madrid. El equipo romano inició el partido como se esperaba, con seriedad en defensa, sin embargo sólo estuvo por delante en el primer cuarto del choque.

Tras unos minutos de falta de ritmo, el conjunto blanco, guiado por Sergio Rodríguez, que jugó casi todo el partido, empezó a cosechar una clara ventaja de cara a una segunda mitad más tranquila. Los romanos se vieron sumergidos en una extraña crisis de juego que les hizo anotar tan solo 6 puntos en el segundo cuarto. De esta forma y gracias a la contribución de Carlos Suárez con  grandes detalles de calidad, y al acierto de Tucker (12 puntos), el Real Madrid se plantaba en la segunda parte con la mente puesta en arrollar al rival y conseguir así una victoria balsámica, cargada de moral, ante un rival directo en el grupo B de la Euroliga.

VIRTUS ROMA, 56 - REAL MADRID, 74

VIRTUS ROMA: Giachetti (-), Djedovic (13), Heytvelt (5), Smith (3) y Crosariol (5) --cinco inicial--; Vitali (7), Traore (12), Toure (2), Dasic (9) y Washington (-).

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (9), Llull (2), Suárez (9), Reyes (8) y Tomic (12) --cinco inicial--; D'or Fischer (6), Velickovic (8), Vidal (4), Garbajosa (4), Tucker (12), Mirotic (-) y Josh Fisher (-).

PARCIALES: 15-13, 6-26, 12-21, 23-14.

ÁRBITROS: Zoran Sutulovic (MON), Spiros Gkontas (GRE) y Robert Lottermoser (ALE). Eliminado por faltas Heytvelt por parte de la Virtus de Roma.

PABELLÓN: Palalottomatica. 4.273 espectadores.

Sin relajación hasta el final del partido

En vez de levantar el acelerador, el Real Madrid siguió concentrado en su juego e incluso pudo disfrutar. Por su parte, el equipo de Matteo Boniciolli mantuvo su estado de absoluta impotencia, con pérdidas de balón y un escasísimo acierto en el ataque. Tomic, que no tuvo mucho trabajo debajo de los aros, y un inspirado Suárez suplieron la falta de acierto de hombres como Velickovic o Garbajosa.

Pese a tímidos esfuerzos del equipo local, el conjunto español mantuvo su ventaja para lograr la victoria final en el marcador. Sergio Rodríguez demostró que puede guiar al Real Madrid y Ettore Messina terminó mostrando una sonrisa en su cara, fruto del acierto y de la exhibición del conjunto blanco, que mejora su imagen y su posición, con dos victorias, en la Euroliga.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información