Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A disipar dudas frente al DKV

  • El madridismo espera un golpe encima de la mesa de los jugadores en Badalona
DKV Joventut-Real Madrid (18.00)
REDACCIÓN REDACCIÓN

El duelo que medirá a DKV Joventut y Real Madrid en el Olímpico de Badalona será el único partido de la jornada sabatina (18.00 horas/Teledeporte) en la ACB, un encuentro en el que los verdinegros esperan aprovecharse de la irregularidad de los blancos. El partido parece la ocasión perfecta para que la 'Penya' se redima de antiguas derrotas y siga siendo fuerte en Badalona. Los verdinegros, que lucharán contra la historia, esperan sumar la trigésima victoria ante el Real Madrid en el que será el duelo número 77 entre ambos en Badalona (2 empates y 45 victorias blancas, hasta el momento).

El técnico verdinegro, José Vicente 'Pepu' Hernández, se enfrentará en un emotivo duelo personal con el Real Madrid más estudiantil, ya que en las filas de Ettore Messina militan hasta tres jugadores que 'Pepu' hizo debutar en ACB con Estudiantes: Felipe Reyes, Carlos Suárez y Sergio Rodríguez. La 'Penya' llega descansada y preparada a una cita que tendrá duelos particulares interesantes, como el que enfrentará a los aleros Quinton Hosley y Clay Tucker, que en el pasado defendieron las camisetas que ahora son rivales.

Además, la motivación que otorga el saber que la victoria igualará a catalanes y madrileños en la tabla, con cinco victorias y dos derrotas, será clave en un Joventut que se está mostrando muy sólido en este inicio de campeonato, sobre todo en un Olímpic que se mantiene invicto.

EL REAL MADRID NECESITA DISIPAR DUDAS.

Por su parte, el Real Madrid, sin apenas tiempo de digerir la agónica y algo polémica victoria en la Euroliga ante el Brose Baskets, vuelve a la competición doméstica y con una visita complicada en la que no tendrá opción de relajarse. El equipo de Ettore Messina sigue ofreciendo muchas dudas e inseguridad, como se pudo confirmar en el encuentro europeo, donde, ante un rival de los teóricamente asequibles y más siendo local, sólo pudo ganar después de una prórroga y también tras una decisión dudosa de los árbitros.

La pésima imagen del jueves recupera la incertidumbre que parecía comenzar a despejarse con sus últimas victorias, sobre todo tras darse un 'festín' la semana pasada a costa del Lagun Aro (83-53), pero un día más el equipo ofreció su cara más gris. Messina reitera cada semana que el equipo está en evolución y todavía debe alcanzar su punto máximo, pero imágenes como la de la primera parte ante los alemanes encienden las alarmas y más cuando se trata de un partido ante su propio público en la Caja Mágica, que podría ser sustituida como feudo tras la poca acogida del comienzo de la competición.

De cara al duelo en Badalona, el equipo necesita más implicación de muchos jugadores que deben asumir su responsabilidad por experiencia y calidad, y no 'dejarse ir' ni relajarse, ya que la 'Penya' no les permitirá revertir la situación si su entrada al parqué no es la exigible.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información