Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cajasol adiós a su aspiración de jugar la Copa del Rey.

  • trabajada victoria en Sevilla (75-89),
trabajada victoria en Sevilla (75-89),

Después de tres cuartos de gran igualdad, la dupla formada por Prigioni y Mirotic (19 puntos) unido a los triples de Tucker desniveló el encuentor en favor de los madridistas

El Real Madrid, con su trabajada victoria en Sevilla (75-89), se mantiene en la lucha con el Barcelona por ser líder de la clasificación y además motiva que el Cajasol diga ya matemáticamente adiós a su aspiración de jugar la Copa del Rey.

El equipo madrileño, pese a que los catorce puntos de diferencia del final pudieran decir lo contrario, sufrió mucho y sólo pudo despegarse del rival en los últimos minutos.

El equipo sevillano necesitaba el triunfo para mantener sus remotas opciones de estar en el torneo copero que se disputará en Madrid el próximo febrero y además debía conseguirlo con la ausencia por lesión del alero estadounidense nacionalizado francés Tariq Kirksay, uno de sus hombres más determinantes.

El Real Madrid, que ya contaba con la victoria conseguida ayer por el Barcelona ante el Meridiano Alicante (83-75) y sabía que no podía superarlo, se presentó en Sevilla con la también importante baja de Jorge Garbajosa pero pronto mostró que tiene un banquillo con el que hacer rotaciones.

Los del técnico italiano Ettore Messina, con el pívot Ante Tomic y alero Carlos Suárez tomando las responsabilidades, dominaron el choque, pero el Cajasol, con una buena defensa, no desesperó y logró ponerse por delante por primera vez a falta de algo más de dos minutos para que acabara el primer cuarto (14-12).

El tiro exterior de la formación visitante logró que el resultado volviera a estar de cara al término del cuarto (18-21) y más en la reanudación del choque, cuando al base argentino Pablo Prigioni se le calentó la muñeca y fue el protagonista para que lograran la máxima ventaja de hasta el momento, de diez puntos (20-30, m.13).

 

Ahí apareció la gran figura del pívot estadounidense Paul Davis, quien, junto a la dirección del escolta ex del Real Madrid Louis Bullock, logró que el Cajasol no se fuera del partido y que llegara al descanso con un ajustado 40-44.

El equipo que dirige Joan Plaza no le perdió la cara al encuentro en la reanudación, y con dos espectaculares mates casi seguidos de Davis, logró dominar puntualmente en el marcador (46-45, m.23), aunque lo más importante para sus intereses fue el que pudo entrar al último cuarto con sólo un punto de desventaja (64-65).

Lo ajustado del marcador pesó en el último cuarto, pues se tardó tres minutos en que entrara la primera canasta, que fue para el Real Madrid, aunque lo que verdaderamente decantó el partido del lado visitante fue sus aciertos desde el exterior, algo que le llevó a tomar una suficiente ventaja (68-77, m.37) que supo administrar e incluso ponerla en la máxima del partido con los triples del ex cajista Clay Tucker (75-89).


75 - Cajasol (18 22 24 11): Satoransky (6), Bullock (11), Sastre (5), Ivanov (3), Davis (28) -cinco inicial-, Popovic (5), Triguero (6), Cabanas (-), Urtasun (4) y Katelynas (7).

89 - Real Madrid (21 23 21 24): Sergio Llull (4), Tucker (26), Carlos Suárez (7), Velickovic (2), Tomic (14) -cinco inicial-, Prigioni (17), Felipe Reyes (-), Mirotic (19), Rodríguez (-), Sergi Vidal (-) y Fischer (-).

Árbitros: Mitjana, Bultó y Zafra. Eliminaron por cinco faltas personales al visitante Fischer (m.33).

Incidencias: Partido de la vigésimo sexta jornada de la Liga ACB, penúltima de la primera vuelta, disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante unos siete mil espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información