Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nikola el Pau Gasol Madridista

  • Dos años después toda una realidad
Dos años después toda una realidad

Cuenta la leyenda que el 6 de enero de 2009, la mañana del día de Reyes, los ordenadores del Torneo de L"Hospitalet, uno de los más prestigiosos del mundo en la categoría junior, echaron humo.

 

 

 En un intrascendente duelo por el quinto puesto entre el Real Madrid y el Zeleznik, un chaval de 17 años de la cantera blanca acababa de lograr ¡84! puntos de valoración merced a sus 35 puntos sin fallo en el tiro, 23 rebotes, nueve robos, seis tapones, dos asistencias y diez faltas provocadas.

 Y todo ello en 30 minutos. Estos números levantaron de inmediato gran expectación. También muchas sospechas. De hecho, la organización del evento emitió esa tarde un comunicado entonando el mea culpa y confirmando que el propio jugador había reconocido cuatro fallos en el lanzamiento y alguna pérdida de balón. Aquel episodio quedó en anécdota pero su protagonista,

  Nikola Mirotic, es solo dos años después toda una realidad, un jugador que en los dos últimos meses ha vivido una explosión que no se recordaba, con todo tipo de reservas, desde los tiempos de Pau Gasol en el Barcelona.

 Este ala-pívot de 2,09 al que el Bizkaia BB tendrá que atar en corto el sábado en su visita al Real Madrid se ha hecho a base de calidad y acierto con un hueco importante en las rotaciones de Ettore Messina.

  Tras un curso de formación en el Palencia de LEB Oro, donde jugó como cedido, su presencia en cancha fue testimonial en el arranque de temporada, pero en la décima jornada anotó once puntos en 19 puntos ante el Unicaja y desde entonces su rol no ha parado de crecer.

  Montenegrino de nacimiento pero nacionalizado por carta de naturaleza en marzo de 2010, Mirotic es, como su gran ídolo Dirk Nowitzki, un cuatro moderno que lo mismo fulmina a los rivales a base de penetraciones que destroza defensas desde la línea de 6,75.

  Además, pese a su juventud demuestra en cancha una gran frialdad, lo que unido a su calidad ha hecho que Messina le dé cada vez más minutos y responsabilidades. El jugador no se ha escondido.

  Sus buenos partidos han dejado ya de ser noticia (en los últimos seis promedia 12,8 puntos en 22 minutos) pese a tener que compartir tiempo de juego con los Reyes, Velickovic o el ahora cortado Garbajosa y cada vez es más decisivo.

 Sus 16 puntos (cuatro de cuatro en triples) lideraron la pasada semana la remontada blanca en Siena y su muñeca fue infalible en los momentos más calientes del agónico duelo del domingo en Manresa.

 Messina sonríe gracias a la eclosión del último gran héroe del baloncesto continental, mientras que Sergio Scariolo tendrá que afrontar ahora una complicada papeleta. La normativa FIBA solo permite contar con un naturalizado y tanto Mirotic como Serge Ibaka llaman a las puertas de la selección. Antes o después, Mirotic se las encontrará abiertas de par en par. Como las de la NBA.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información