Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tomic y Mirotic dejan al RM líder

  • Los blancos vencieron en Belgrado y ratificaron el primer puesto de su grupo del Top-16.
Partizán 56-61 Real Madrid
Defensa Central - Agencias Defensa Central - Agencias

El Real Madrid se ha impuesto al Partizan de Belgrado (56-61) y sigue con su pleno de victorias en el 'Top 16' de la máxima competición europea, lo que le ha permitido conseguir matemáticamente la primera plaza del grupo G, y podrá jugar la eliminatoria de los cuartos de final que dan acceso a la 'Final Four' con el factor cancha a favor.

Los de Messina, que viajaban a Belgrado con la tranquilidad de tener los deberes hechos tras asegurarse la clasificación, empezaron mandando en un partido en el que destacó la ausencia por lesión de Felipe Reyes.

Los serbios, sin opciones de clasificarse --ocupan la última plaza del grupo-- querían conseguir una victoria ante su afición que les diera moral después de haber perdido todos sus enfrentamientos, pero el buen hacer de Ante Tomic impidió que se viera la sorpresa en un Arena Beograd, lleno hasta la bandera.

El conjunto blanco, que se vio sorprendido por un buen inicio de los locales, reaccionó a falta de tres minutos para la finalización del primer acto y se puso por delante gracias a una acción iniciada por un tapón de Ante Tomic (21), que finalizó Sergio Llull (10-14).

Gracias a la buena defensa, el líder del grupo G terminó el primer cuarto con una ventaja de 3 puntos, que aclaraba el partido para los blancos después de ir perdiendo por 4 en los primeros instantes. En el inicio del segundo acto, los de Messina, que iba rotando a sus jugadores, aumentó esa diferencia a 7 en los primeros instantes (14-23).

Después de más de cinco ataques consecutivos sin anotar, el conjunto serbio vio como el Real Madrid se escapaba en el marcador y tuvo que recurrir a los tiempos muertos para buscar una reacción. No obstante, el equipo madrileño seguía jugando a placer en ataque y realizando una gran defensa que le permitió ponerse a 13 puntos, a cuatro minutos del descanso.

Con una ventaja de 15 tantos, los de Messina se fueron al descanso con la sensación de haber hecho las cosas bien en los dos primeros actos, donde dejó en tan solo 6 puntos la anotación del conjunto serbio en el segundo cuarto.

Un inicio de tercer cuarto horrible

A pesar de ello, los locales salieron a morder en el tercer tiempo y en los primeros cinco minutos ya habían conseguido reducir la ventaja a tan solo 2 puntos (32-34), lo que obligó a Ettore Messina a pedir tiempo muerto al ver como los serbios conseguían un parcial de 12-1.

FICHA TÉCNICA.

PARTIZAN 56: Kecman (11), Klobucar (6), Katic (14), Gist (4), Vesely(15) --quinteto inicial--; Milosavljevic (-), Jawai (6), Jerrels (-), Lucic (-), Djekic (-) y Besovic (-).

REAL MADRID 61: Tomic (21), Llull (13), Prigioni (-), Velickovic (1), Fischer (3) --quinteto inicial--; Tucker (-), Sergio Rodríguez (10), Suárez (-), Mirotic (13), Vidal (-) y Begic (-).

PARCIALES: 12-15, 6-18, 18-11 y 20-17.

ÁRBITROS: Fabio Facchini (ITA), Recep Ankarali (TUR) y Luis Lopes (POR). Eliminado por cinco personales D'Or Fischer por parte del Real Madrid.

PABELLÓN: Arena Beograd. 16.525 espectadores.

Los blancos, irreconocibles tras unos primeros 20 minutos fulminantes, vieron como el conjunto de Vlade Jovanovic empataba el choque a tres minutos para la finalización del tercer cuarto y pagaba cara su relajación.

Bajo la dirección de Sergio Llull (13) y gracias al acierto de Tomic en el poste bajo, el Real Madrid tomó aire y se sobrepuso al soberbio inicio local, volviendo a conseguir una ventaja de 8 puntos en el último minuto del asalto.

Un gran Rasko Katic (24 de valoración), mantuvo con vida a unos balcánico que se pusieron por delante (49-48) a falta de seis minutos para la finalización del envite y se resistían a ser derrotados por quinta vez consecutiva en la Euroliga.

Con empate en el marcador (52-52) a falta de dos minutos para la finalización del partido, Mirotic (27 de valoración) y Tomic --los mejores del Real Madrid-- tomaron las riendas del conjunto blanco, que logró aumentar la ventaja visitante a tres puntos a falta de 38 segundos para el final.

Un tapón de Sergio Llull ante la intentona de triple de los locales, permitió que el conjunto de Jovanovic errara el posterior lanzamiento desde la línea de tres y permitiera anotar al Real Madrid, que finalmente se imponía por cinco puntos a un Partizan que le complicó las cosas después de un tercer cuarto arrollador.

Los de Ettore Messina se 'cuelan' así entre los ocho mejores equipos de Europa por tercera ocasión consecutiva, y dan un paso importante en su gran objetivo de regresar a la 'Final Four', competición que no gana desde 1995.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información