Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Seguidores madridistas han creado un grupo en Facebook pidiendo la dimisión de Sánchez y Herreros

  • Ya hay cerca de 500 personas afiliadas a esta petición.
Su gestión no convence
Defensa Central Defensa Central

La afición del Real Madrid de baloncesto ha dicho basta. Y es que el cierre de una temporada con más sombras que luces no ha hecho sino confirmar que la actual estructura económico-deportiva de una sección tan gloriosa como la de la canasta no pasa, ni mucho menos, por uno de sus mejores momentos.

Y es que las redes sociales echan humo pidiendo la cabeza de las dos figuras más importantes en lo que a despachos se refiere en el Real Madrid: Juan Carlos Sánchez y Alberto Herreros. Ellos fueron los encargados, junto a Messina, de confeccionar la plantilla y se les acusa de no ser profesionales en su trabajo. De hecho, en la red social facebook se ha creado un grupo que cuenta con 500 miembros, aproximadamente, con el siguiente lema: “¡NO MÁS JCS NI HERREROS! POR UN MADRID DE BASKET DIRIGIDO POR PROFESIONALES!”.

El texto que acompaña a este grupo es el siguiente:

No más filtraciones a la prensa amiga, no más desautorizaciones públicas al entrenador, no más darle de comer, a costa del club, a los cuatro mismos agentes amigos de los dirigentes; no más fichajes de medio pelo a coste de oro, no más fichajes sin tener contratado a un entrenador, no más "amiguismo" como uno de los criterios de dirección, no más dirigentes que anteponen sus necesidades a las de la sección, ¡NO MÁS!... Por tanto, no más Juan Carlos Sánchez ni Alberto Herreros como dirigentes al frente de nuestra sección.

Queremos una sección de baloncesto del Real Madrid dirigida por auténticos profesionales, con una estructura nueva y saneada, y sin tanto intermediario de por medio; para así intentar lograr recuperar prestigio perdido y tener una sección a la altura de su gloriosa historia.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información