Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid dijo adiós a la Supercopa

  • Los blancos cayeron ante el Barcelona en un partido en el que mostraron su mejor y su peor versión
Regal Barcelona 74 - 70 Real Madrid
Diego Vargas Diego Vargas

El Real Madrid no pudo con el Barcelona en la semifinal de la Supercopa Endesa disputada en Bilbao. Los blancos plantaron batalla a los culés en un partido en el que el equipo enseñó sus dos versiones: la de un equipo aguerrido y eficiente con opciones para todo y la del sumiso y fallón que se queda a las puertas.

Todo el mundo esperaba una victoria azulgrana, escenario que se viene repitiendo desde hace varias temporadas. Sin embargo, los hombres de Pablo Laso no pusieron las cosas fáciles y llegaron a tener contra las cuerdas a los de Xavi Pascual, nerviosos e imprecisos ante el salto de calidad de los madridistas.

En el tercer cuarto, el Madrid se hizo con una ventaja de ocho puntos (46-54) que no rentabilizó a última hora. Antes, el Barcelona había comenzado arrollador, alzándose con esa misma diferencia al final del primer cuarto (21-13). Pero no apuntilló a los blancos, que no agacharon la cabeza como en otras ocasiones.

Barcelona Regal (21 14 17 22): Huertas (13), Navarro (12), Eidson (5), Lorbek (15) y Ndong (9) -cinco inicial-; Sada (-), Ingles (2), Mickael (1), Wallace (8) y Vázquez (9).

Real Madrid (13 20 25 12): Llull (12), Pocius (14), Suárez (4), Velickovic (4) y Begic (8) -cinco inicial-; Sergio Rodríguez (4), Carroll (14), Mirotic (-), Reyes (2) y Tomic (8).

Incidencias: Partido de semifinales de la Supercopa 2011, disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante un total de 8.230 espectadores.

A pesar de que no estaba Rudy y de que este equipo no ha hecho más que ponerse en marcha, los blancos tiraron de casta y buen baloncesto para dar la vuelta al marcador y marcharse al descanso sólo dos puntos por debajo. En la reanudación, la sólida defensa solicitada por Laso se hizo realidad, con un tercer cuarto espectacular. No obstante, a última hora los blancos pagaron la ansiedad y no supieron administrar su ventaja en los últimos minutos.

Comienzo esperanzador para el equipo blanco, que poco a poco va encontrándose física y tácticamente. La pizarra de Laso comienza a hacer efecto en el equipo, y las nuevas incorporaciones ya van dejando su sello en el terreno de juego. A pesar de la derrota, este Madrid apunta muy alto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información