Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A no quemarse en el infierno serbio

  • La cancha del Partizán impone menos que antes en los últimos años
En los últimos años, la cancha del Partizán impone menos que antes
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid visitará este jueves (20:45) la cancha serbia del Partizán de Belgrado, la Sala Pionir. Un lugar siempre temido por albergar a una de las aficiones más pasionales de toda Europa, además de a un equipo que no deja de exportar talentos al resto del mundo. Por ello, los blancos tendrán difícil lograr su tercera victoria en la competición, si bien la misma se presenta básica para no complicarse la clasificación para el Top-16.

Tras caer la semana pasada en un competido partido ante el Maccabi de Tel Aviv, el Real Madrid llega este jueves al partido con ciertas dudas tras el bajón de juego experimentado el domingo ante el Cajasol. El partido se ganó, pero los de Laso ofrecieron una pobre imagen en la primera parte y tuvieron que tirar de casta para remontar el choque en los últimos minutos. Esto, unido a la derrota en Israel ha enfriado un poco las buenas sensaciones que había dejado el equipo en este primer tramo de temporada.

Enfrente estará un Partizán de Belgrado que se juega parte de sus opciones de clasificación en este partido. Tras perder en casa ante el EFES y en Tel Aviv frente a Maccabi, y ganar en la Pionir frente al Spirou, los de Vlade Jovanovic pondrá toda la carne en el asador para intimidar a los madridistas. Sin embargo, el conjunto blanco viaja a Belgrado conocedor de los peligros de su rival, ya que la pasada campaña ya se midieron los dos equipos y el duelo terminó con victoria blanca por 56-61 tras un segundo cuarto demoledor de los blancos. Por ello, el Madrid llega como claro favorito en las apuestas, cotizándose a 1,48 su triunfo por los 3 euros por cada uno apostado que se paga por apoyar el triunfo de los serbios.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información