Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid pasó el rodillo ante el Efes

  • Los blancos machacaron sin piedad al Efes y encaran la segunda vuelta de su grupo con un balance de triunfos favorable
Real Madrid 104-84 Anadolu Efes Pilsen
Defensa Central - D.V. Defensa Central - D.V.

El Real Madrid pasó como una apisonadora por encima del Anadolu Efes Pilsen para obtener su tercera victoria en la presente edición de la Euroliga (104-84). Tras dos derrotas consecutivas a domicilio ante Maccabi y Partizán, los hombres de Laso hicieron valer el factor campo de la mano de un ataque demoledor liderado por el norteamericano Jaycee Carroll, y consiguieron hacerse virtualmente con el 'basket average' ante los turcos.

REAL MADRID, 104 - EFES PILSEN, 84.

EQUIPOS:

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (5), Rudy Fernández (14), Suárez (15), Tomic (9), Mirotic (17) --cinco inicial-- Llull (5), Begic (4), Pocius (2), Carroll (19), Reyes (8), Ibaka (3), Sanz (3).

EFES PILSEN: Tunceri (10), Vujacic (8), Ilyasova (14), Barac (2), Guler (8) -cinco inicial-- Akyol (6), Balbay (-), Batista (4), Ilievski (2), Kuqo (15), Savanovic (15).

PARCIALES: 24-18, 26-18, 31-26, 23-22.

ÁRBITROS: Luigi Lamonica (ITA), Matej Boltauzer (SLV) y Petri Mäntylä (FIN). Eliminaron por cinco faltas a Ante Tomic, por parte del Real Madrid; y a Cenk Akyol, por parte del Efes Pilsen.  

PABELLÓN: Caja Mágica de Madrid.

El conjunto de Ufuk Sarica llegaba imbatido a domicilio, tras haberse impuesto en Milán y en Belgrado, pero la Caja Mágica no aguardaba un final feliz para el cuadro otomano. El Madrid comenzó enchufado desde el minuto 1 y al comienzo del encuentro lograba un parcial de 11-4, diferencia que se mantuvo hasta el final del primer cuarto (24-18). El Madrid dominaba el juego interior y el juego exterior, y el Efes Pilsen no fue capaz de reducir diferencias antes del descanso.

Todo lo contrario, ya que los blancos se marchaban al final del primer acto con 14 de diferencia (50-36). Todo ello a pesar de que los blancos volvieron a pecar de excesivas pérdidas de balón. El ex madridista Tunceri se erigió en el maestro de ceremonias de los visitantes, pero no estuvo bien respaldado por hombres como Ilyasova e Ilievski, que se perdieron en la maraña defensiva tejida por el Real Madrid.

El Efes erraba una y otra vez y los blancos corrían para seguir aumentando la diferencia ante la inoperancia de la defensa rival, que poco pudo hacer para parar el vendaval merengue. Así, al término del tercer cuarto, el Madrid ya tenía el partido en el bote gracias a la diferencia de 19 puntos (81-62). El último cuarto sirvió para demostrar que los de Laso no querían hacer concesiones, y a pesar de la diferencia mantuvieron el ritmo mostrado hasta el momento.

El cuadro turco mejoró su imagen en este último cuarto, pero el Madrid mantuvo con solvencia su ventaja para terminar el partido 20 arriba (104-84). Victoria balsámica para los de Laso, que poco a poco están consiguiendo ilusionar al madridismo. Con este triunfo, el top 16 está mucho más cerca, pero aún queda la segunda vuelta del grupo para certificar las opciones del equipo blanco en Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información