Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Liderato sobre la bocina

  • Holgado triunfo que permite al equipo sobrepasar al Regal Barcelona en la tabla
Real Madrid 76-55 Blancos de Rueda
Defensa Central Defensa Central

Objetivo cumplido. Aunque por los pelos, porque el Real Madrid se echó a dormir en el último cuarto de un encuentro que hasta entonces había sido plácido para él, de manera que una canasta a última hora de Jaycee Carroll fue la encargada de darle el liderato a los suyos. Con ella, la diferencia final se colocaba en más 21 (76-55), justo lo que el equipo necesitaba para poder dormir como líder empatado a triunfos con el Regal Barcelona. Llull fue el hombre más destacado del partido con 22 puntos.

 

 

El encuentro ante el Blancos de Rueda Valladolid correspondía a la 23ª jornada de Liga, pues el choque había sido atrasado en su momento. Así, el Real Madrid saltaba a la pista conociendo la derrota del Barça en casa ante el Banca Cívica, por lo que tenía en su mano arrebatarle el primer puesto de la tabla. Para ello tenía que apalizar al colista de la clasificación, algo que no le fue difícil vista la forma en la que transcurrió el choque. Y es que los de Pablo Laso salieron al partido como un ciclón y desde el primer momento colocaron diferencias considerables en el electrónico.

Llull salió enchufadísimo al parquet y anotó diez puntos consecutivos, mientras que Begic hacía mucho daño a los pucelanos en la zona. Solo el base rival, Ricardo Uriz, podía mantener el ritmo impuesto por los merengues. Al final del primer cuarto, 21-10 que dejaba clara cuál iba a ser la tónica del encuentro. No en vano, la estrella del Blancos de Rueda, Curtis Bordchardt, cometía la tercera falta personal en el segundo cuarto y se tenía que ir al banquillo. Camino expedito para seguir ampliando las rentas, hasta colocar la máxima hasta entonces, 34-14. Pero los visitantes iban a luchar y colocaban un parcial de 0-8 gracias a Robinson, García y López.

Tras el descanso bastó con que apareciera Sergio Llull con dos triples más para que el encuentro volviera a situarse en unas diferencias de 20 puntos. El partido era plácido y no había necesidad de forzar mucho más al balear, por lo que Laso le dejó en el banquillo. Esto provocó una cierta relajación en los blancos, que vieron cómo peligraba en el último cuarto la posibilidad de hacerse con el liderato. Pero el equipo apretó a última hora y consiguió justo sobre la bocina el segundo gran objetivo de la noche junto al de la victoria: lograr una ventaja superior a los veinte puntos (76-55) para dormir como líderes. Desde este martes, el campeón de la Copa del Rey también manda en la ACB.

Fuente de las imágenes: realmadrid.com

 

FICHA TÉCNICA:

76 - Real Madrid (21 13 27 15): Llull (22), Pocius (4), Singler (5), Velickovic (2) y Begic (8) -quinteto inicial- Carroll (7), Sergio Rodríguez (11), Tomic (9), Reyes (6), Sanz (0), Mirotic (2)

55 - Blancos de Rueda Valladolid (10 12 15 18): Uriz (7), Diego García (7), Nacho Martín (5), Robinson (8) y Borchardt (7) quinteto inicial- Hernández-Sonseca (4), Udrih (4), Isaac López (8), Zamora (5) y Arteaga (0).

Árbitros: Arteaga, Cortés y Cardús.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga Endesa, aplazado la semana pasada. Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. 5.734 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información