Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid sufrió pero cumplió con la lógica

  • Real Madrid 80-79 Ucam Murcia
Real Madrid 80-79 Ucam Murcia
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid sufrió más de la cuenta para derrotar a uno de los equipos de la zona baja de la tabla, el Ucam Murcia (80-79). El equipo de Pablo Laso alternó buenas rachas de juego con otras de menor brillantez ante un equipo, el murciano, que nunca se dejó ir a pesar de que estuvo en el segundo tramo de partido siempre por detrás en el marcador del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

Después de un tímido arranque de partido por parte de los de Pablo Laso (8-12 min.7), el Real Madrid se puso las pilas tanto en la parcela ofensiva como en la defensa. Gracias a ello llegó un doble parcial de 5-0 para los blancos que catapultó a los merengues en el marcador (20-15).

FICHA TÉCNICA:

80 – REAL MADRID (20 20 22 18): Sergio Rodríguez (2), Pocius (2), Singler (7), Mirotic (15) y Begic (6) –cinco inicial-, Tomic (7), Carlos Suárez (11), Carroll (7), Llull (16).

79 – UCAM MURCIA (15 21 18 21): Miso (12), Jasen (2), Udoka (14), Augustine (6) y Barlow (16)  –cinco inicial-, Douby (14), Sekulic (2), Franch (7), Rejón (2).

PACIALES: 20-15, 40-36, 62-54, 80-79.

ÁRBITROS: Martín Bertrán, Lluís Guirao, Sánchez Monserrat. 

CANCHA: Palacio de los Deportes de Madrid. 5.769 espectadores.

A pesar de todo, el cuadro visitante se apoyó en David Barlow para no perder el hilo del partido y hacer la goma constantemente en el luminoso. De hecho, los de Murcia volvieron a recuperar la delantera en el marcador en el segundo cuarto (22-26). Una ventaja que no pudieron mantener porque Carroll clavó un par de triples y Felipe Reyes peleaba como un jabato por cada rechace (40-36).

Poco a poco, la mayor profundidad de banquillo del Real Madrid empezaba a abrir brecha en el marcador. Ahí aparecieron los brazos de Begic y Tomic para darle a los de Laso una renta de de 11 puntos (60-49) que parecía que sería definitiva para ganar el partido con tranquilidad. Sin embargo, no fue así. Y no lo fue porque el Madrid no estuvo todo lo acertado que hubiera debido en ataque, y porque Murcia se enganchó al encuentro con todas sus fuerzas. Finalmente, los de Laso conservaron el triunfo, aunque sufriendo más de lo que cualquiera hubiera pensado en la previa del partido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información