Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La final del 2000, el ejemplo a seguir

  • El Real Madrid se llevó aquella ACB al ganar el quinto y definitivo encuentro en el Palau
El Madrid se llevó aquella ACB al ganar el quinto y definitivo encuentro en el Palau
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Tal y como nos hacíamos eco en Defensa Central el pasado miércoles, esta final de la ACB está teniendo paralelismos realmente soprendentes con la vivia ahora hace doce años, en la temporada 1999/00. Entonces el título también se tuvo que decidir en el quinto y definitivo encuentro, el cual se disputó en el Palau Blaugrana y fue ganado por el Real Madrid.

Hay ocasiones en que el destino tiene estos caprichos. Y es que doce años después la final de la ACB de 1999/00 se está repitiendo prácticamente paso por paso. La única diferencia es que entonces el Real Madrid ganó el primer partido en Barcelona (64-72), mientras que en el segundo fue apalizado para igualar la eliminatoria (83-55). Por lo demás, todo está ocurriendo exactamente igual que entonces, pues los blancos lograron vencer en el tercer partido por la misma diferencia que en este año, los 26 puntos (85-59 ahora y 87-61) y en el cuarto choque los culés pusieron el 2-2 al vencer por una corta renta (75-81 el miércoles y 71-80 por aquél entonces).

Estamos, por tanto, ante una final llena de giros imprevistos y remontadas espectaculares que va a llegar al quinto y definitivo encuentro sin nada decidido. El Regal Barcelona contará la ventaja de jugar ante su público, pero ya en el año 2000 no les sirvió de nada porque el Real Madrid de Sergio Scariolo y Sasha Djordjevic les fulminó en el choque decisivo al llevarse la victoria y el trofeo por un marcador de 73-82. Sin duda, el mejor referente y modelo para seguir este sábado, pues el conjunto blanco ya ha demostrado este año que ganar en la Ciudad Condal no es precisamente una utopía.

De todas formas, los cuatro partidos previos están demostrando que hay unas pequeñas claves que ayudarán seguramente a lograr el triunfo. Una de ellas es la de lograr 81 puntos o más, pues los que lo han logrado en esta final se acabaron llevando el partido. A ello hay que añadir que el Real Madrid dominó el rebote ofensivo (con 13 rechaces) en los dos partidos que venció, además de la importancia de la aportación de jugadoradores como Tomic, Sergio Rodríguez y Carroll en el Real Madrid y Mickeal en el Barcelona. Y sin olvidar un detalle curioso: en los cuatro choques previos, el equipo que logró llegar antes a los 29 puntos acabó ganando. Un buen comienzo también será fundamental...

 

Player Video...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información