Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La nueva Euroliga reta al Madrid

  • La competición europea cambiará su formato para la próxima campaña 2012/13
La competición europea cambiará su formato para la próxima campaña 2012/13
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Este viernes se produjo el sorteo de la próxima edición de la Euroliga. El Real Madrid quedó encuadrado en un grupo difícil, como suele ser constumbre en este torneo, con el Panathinaikos, Khimki, Fenerbahce, Olimpia de Ljubliaana  y el campeón de la fase previa como rivales en esta ronda. Sin embargo, esto no será más que el aperitivo de lo que se presenta como la competición internacional más exigente de la historia del baloncesto FIBA.

 

 

La ULEB, asociación encarga de organizar la Euroliga, ha querido que a partir del próximo año el torneo presente un nivel de competitividad máximo. En un esfuerzo por asemejarse al sistema cargado de partidos de la NBA, el torneo continental variará su formato a partir del próximo mes de septiembre de manera que se disputarán ocho encuentros más que en las últimas temporadas. Y es que habrá una primera fase en la que se disputarán 10 choques; tras la cual los cuatro primeros de cada grupo formarán a su vez en dos grupos de ocho equipos cada uno. En este nuevo Top-16 se disputarán otros 14 encuentros más, de manera que los cuatro mejores de cada uno pasarán a los cuartos de final.

A partir de ahí, el sistema seguirá siendo el habitual, con cuartos que se decidirán al mejor de cinco duelos; mientras que la Final Four tendrá el formato tradicional de cuatro equipos que se medirán en eliminatorias a un solo partido. Es decir, que un cálculo definitivo arroja que la escuadra que quiera ganar la Euroliga tendrá que disputar un mínimo de 29 encuentros y un máximo de 31, en función de cómo se desenvuelva en la eliminatoria previa a la fase final. Una aglutinación de choques que encontrará su respuesta en la disputa de algunos de ellos los jueves y viernes, de manera que ahora habrá competición todos los días de la semana salvo los lunes y los fines de semana.

Esto se traduce en una competición de ritmo infernal en el que los principales perjudicados serán los equipos inmersos en competiciones de primer nivel, como la Liga Endesa ACB. Los equipos españoles sufrirán una sobrecarga de encuentros pues tendrán que disputar más de 70 por campaña en el caso de que disputen la Copa dle Rey y los Play-offs por el título liguero. Así, uno de los grandes afectados será el Real Madrid, por lo que ahora la obligación es confeccionar una plantilla lo más amplia y preparada posible. El aspecto físico será clave la próxima temporada, por lo que contar con 12 jugadores de primer nivel será un aspecto que los blancos tendrán que cuidar si quieren llegar al mes de mayo con opciones de triunfar tanto en la competición local como en la europea. Y es que el año próximo el reto será más difícil que nunca.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información