Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marko Tomas se llevó por delante a Alemania

EFE EFE
Croacia regresará a la escena olímpica en Pekín 2008 después de dieciséis años sin aparecer por los Juegos, a los que vuelve con la satisfacción de haberse resarcido de las afrentas sufridas ante Alemania, que ahora fía la posibilidad de viajar a China al último partido de torneo de clasificación en Atenas.

Croacia no ha disfrutado de las mieles de los Juegos desde aquel mítico equipo que el desaparecido Drazen Petrovic condujo hasta la final contra el "Dream Team" (Equipo de Ensueño) y la medalla de plata en Barcelona"92. Por tanto, la motivación de los hombres de Jasmin Repesa también estaba por las nubes.

Los croatas tomaron buena nota de la exhibición de acierto exterior que los alemanes llevaron a cabo ante Brasil la noche anterior, así que Repesa dispuso un quinteto inicial con dos bases (Marko Popovic, Roko Leni-Ukic) y el mejor anotador del equipo, el madridista Marko Tomas, en el perímetro. Y el resultado no pudo ser mejor.

La lesión de menisco que Damir Markota sufrió ante Camerún en el segundo partido de la primera fase mermó el juego interior de la formación croata, pero Repesa preparó una intensa vigilancia sobre Nowitzki que recayó, principalmente, en Marko Banic. Tomas dominó el primer cuarto. De hecho, lo cerró con un triple para firmar su undécimo punto y dejar la diferencia en diez (24-14).

El perímetro alemán producía a menor ritmo que en cuartos de final y Nowitzki bregaba frente a una defensa preparada para intentar rebajarle los números, así que todo marchaba sobre ruedas para los subcampeones de Barcelona"92. La situación empezaba a tornarse peligrosa para el conjunto de Dirk Bauermann que, como era de esperar, se encomendó al pívot de los Mavericks para reflotar la nave.

Nowitzki cogió la batuta, se puso al frente de la lista de anotadores -diecinueve tantos en el intervalo- y la distancia en el tanteador disminuyó, en principio, desde un 26-14 hasta un 26-24, para luego estabilizarse en torno a los cinco puntos (36-31 m.20; 40-35 m.25).

Aunque el acercamiento prosiguió lentamente. Unos tiros libres a cargo del ala-pívot de Dallas -firmó un impresionante diecinueve de veintiuno- la minimizó al máximo (40-39), lo que forzó el primer tiempo muerto de urgencia por parte de Repesa. Como producto del cónclave, Banic volvió a emparejarse con Nowitzki y Tomas reanudó la actividad realizadora.

Entonces entró el primer triple del héroe de cuartos, Pascal Roller, que devolvió la igualdad al choque desde el arco y, acto seguido, adelantó a la selección nibelunga (42-42 y 42-44 m.28). Un robo de balón de Steffen Hamann que Zoran Planinic reclamó como falta le costó una técnica y puso a disposición dos tiros libres para abrir el último cuarto a Alemania (47-49).

Igualdad

Nadie daba el brazo a torcer. La técnica encontró compensación en la cuarta personal de Chris Kaman, que obligó al pívot de los Clippers de Los Angeles a retirarse momentáneamente. El reajuste por la salida de Kaman abrió un parcial de 5-0 para Croacia (52-49 m.34) y Baumann detuvo el juego. El partido marchaba demasiado ajustado como para dejar algo a la improvisación.

Los de Repesa, sin embargo, supieron aprovechar esa pequeña laguna de acoplamiento para afianzarse en el marcador (63-53 m.37), una sensacional noticia para la selección croata, cada vez más cerca de la revancha por las cinco derrotas seguidas ante Nowitzki y compañía y del final a dieciséis años de ausencia en los Juegos.

Kaman reapareció sobre el parqué, aunque ya era tarde. Croacia veía la luz al final del túnel olímpico y se aferró al tren que conduce a Pekín con uñas y dientes. Mantuvo una buena selección de tiro, un buen porcentaje de acierto y la cabeza fría en defensa mientras en Alemania los nervios empezaban a aflorar en forma de lanzamientos a destiempo y cierta precipitación.

Ni los ingentes tiros libres anotados por Nowitzki -acabó con treinta puntos- pudieron esta vez con Croacia, que por fin retorna al escenario donde el genial Drazen Petrovic dejó el último retazo de su inolvidable talento.



Ficha técnica:

76 - Croacia (24 12 11 29): Popovic (6), Ukic (-), Tomas (21), Banic (5), Barac (5) -cinco inicial-, Prkacin (10), Rozic (-), Loncar (8), Planinic (8), Kus (9) y Nicevic (4).

70 - Alemania (14 17 17 22): Steffen Hamann (10), Greene (-), Wysocki (4), Nowitzki (30), Kaman (12) -cinco inicial-, Schultze (-), Garrett (5), Roller (9), Femerling (-) y Jagla (-).

Árbitros: Pérez Pérez (ESP), Kennedy (USA) y Dos Santos (BRA). Excluyeron por personales a Banic (m.39). Señalaron técnica a Kaman (m.5) y Planinic (m.30) por protestar.

Incidencias: encuentro correspondiente a las semifinales del Torneo Preolímpico masculino para los Juegos de Pekín 2008 disputado en el pabellón OAKA de Atenas ante unos 4.000 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información