Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Akasvayu Girona renuncia a su plaza ACB

EFE - Gerona EFE - Gerona
El Club Básquet Girona ha renunciado a continuar en la Liga ACB, debido a cuestiones económicas, con lo que pone fin a una trayectoria de 20 años (desde la campaña 1988-89 a la pasada) en la máxima categoría del baloncesto español.

La difícil situación económica por la que atraviesa la entidad ha sido un escollo insalvable, tal y como ha reconocido el consejero delegado del consejo de administración, Santi Sardà.

"El Basquet Girona no se inscribirá en la ACB y no competiremos este año al máximo nivel como teníamos previsto. Tenemos que agradecer a todos los que han hecho el esfuerzo de ayudarnos. Hemos hecho todo lo que hemos podido", ha explicado.

La ACB había fijado para hoy la fecha límite para que la entidad gerundense presentara un plan de viabilidad para su proyecto. Próximamente se disolverá la Sociedad Anónima Deportiva y el club continuará con el baloncesto de base.

Sardà ha explicado que los problemas de pasivo existentes se había solucionado con la aportación económica de un miembro del consejo de administración, pero no hubo respuestas para cubrir el presupuesto, cifrado en unos 7 millones de euros, y hacer frente a todos los gastos del club.

"Esta temporada ya hemos sufrido mucho y no queríamos volver a pasar por lo mismo", ha añadido el directivo, quien aseveró que la decisión final "es una consecuencia de un acto reflexivo y sincero".

Una crisis galopante

La crisis del CB Girona no es nueva. Hace unas semanas el Consejo de Administración anunció un déficit acumulado de etapas anteriores que estaba en torno a los seis millones y medio de euros.

A esta cantidad hay que añadir dos millones y medio más, actualmente avalados por las instituciones, así como la cantidad que resulte una vez se haya cerrado el balance de esta última temporada.

Esta situación ya supuso que las instituciones anunciaran días atrás la inviabilidad del proyecto en la Liga ACB, aunque, sin embargo, desde el club se siguió trabajando para encontrar una solución que no ha llegado.

Josep Amat, presidente y principal mecenas de la entidad, ha admitido que el de hoy ha sido "uno de los días más difíciles" de su vida: "Me cuesta asumir que esto acabe así, después de haber hecho tantos esfuerzos... en miles de millones de pesetas", ha recordado Amat. Sin embargo, Amat no tiene dudas sobre lo invertido y ha asegurado que "volvería a hacer lo mismo otra vez" y se mostró contrariado por la situación económica actual.

"Yo mismo lo hubiera intentado de haber podido, pero actualmente las entidades financieras no dan crédito a nadie", ha admitido Amat, propietario de la inmobiliaria Akasvayu, quien patrocinaba al club desde la temporada 2005-06.

En su discurso, Amat también se mostró dolido: "por que nos han dejado muy solos, ya el pasado verano con la ampliación de capital nos dimos cuenta de que estábamos solos y la situación no ha cambiado".

El futuro del club, a partir de ahora, será centrarse en el baloncesto de base y hacer frente a la deuda antes mencionada, hecho que obligará a acudir a un concurso de acreedores para hacer frente a la situación. El CB Girona jugó por primera vez en la liga ACB la temporada 88-89, aunque perdió la categoría y compró la plaza que dejó vacante el Cacaolat Granollers-Grupo IFA a finales de esa misma temporada.

Desde entonces no se había perdido ni una de las últimas veinte ediciones de la competición bajo diferentes denominaciones: Valvi Girona, Gavis, Casademont y Akasvayu. Los mayores éxitos deportivos los alcanzó en esta última etapa, ya que ganó la Copa FIBA (2006-07) y la temporada pasada quedó subcampeón de la Copa ULEB.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información