Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Navarro derrotó a un buen Madrid

  • Los 33 puntos del jugador del Barcelona imposibilitaron la victoria de un Real Madrid que dio la cara en todo momento de la mano de Rudy y Sergio Rodríguez.
Barcelona 96-89 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

El Real Madrid se encontró en su camino triunfal con un partidazo de un descomunal Navarro, culpable de la primera derrota en ACB del equipo de Pablo Laso (96-89). Los blancos jugaron un buen partido, pero el escolta culé se fue a los 33 puntos (y un sólo fallo en el tiro en todo el partido). Rudy Fernández y Sergio Rodríguez, los mejores en el lado merengue.

Antes de que empezara el partido todo el mundo hablaba ya del primer duelo entre Rudy Fernández y Navarro. El primero entre ellos en un clásico, ya que por diversas circunstancias antes no se pudo producir. Y no tardaron mucho los dos protagonistas en demostrar que las expectativas que se habían puesto en este cara a cara se habían quedado cortas.

No en vano, cada equipo se dejó liderar por su estrella desde el inicio. Rudy especialmente con lanzamientos lejanos y buenas defensas, Navarro con sus habituales bombas. De hecho, el Madrid pasó un periodo en el primer cuarto en que parecía que sólo Rudy sabía encontrar el camino hacia la canasta local (12-9 min.6). Una dependencia que con el paso de los minutos fue decreciendo, ya que hombres como Felipe Reyes, Slaughter o Sergio Rodríguez comenzaron a meterla.

Pablo Laso dio descanso a su estrella en el segundo cuarto, mientras Pascual apretaba a Navarro para intentar que el Madrid no se viniera arriba. De hecho, el conjunto madridista no consiguió ponerse por delante en el marcador hasta el minuto 12 de partido (25-28). Las faltas personales dejaron a Llull en el banquillo durante más tiempo del deseo, y unido a la baja de Pocius, posibilitó que el Madrid llegara a jugar hasta con tres pequeños, dos de ellos bases, como Sergio Rodríguez y Draper. Y todo ello, mientras Navarro tiraba del carro local como podía. Al descanso, un triple de más de siete metros de Sergio Rodríguez dejaba el partido prácticamente como había empezado (45-44 min.20).

FC BARCELONA REGAL 96: Sada (7), Navarro (33), Lorbek (9), Mickeal (15), Tomic (8) --quinteto inicial--, Jasikevicius (7), Huertas (2), Wallace (8), Jawai (7) y Rabaseda (-).

REAL MADRID 89: Llull (6), Rudy (18), Suárez (2), Mirotic (12), Begic (-), --quinteto oficial--, Draper (3), Reyes (10), Carroll (11), Sergio Rodríguez (17), Slaughter (8) y Hettsheimeir (2).

PARCIALES: 23-20, 22-24, 28-20, 23-25.

ÁRBITROS: Arteaga, Araña y Fernando Calatrava. Sin eliminados.

PABELLÓN: Palau Blaugrana.

La igualdad era la nota predominante del partido. La muestra era que hasta el minuto 27 el Barcelona nunca se había ido de más de seis puntos y el Real Madrid no había estado más de cuatro por encima. Una dinámica que sólo se rompió en la primera crisis que tuvo el equipo de Pablo Laso en el partido, los últimos minutos del tercer cuarto. Mientras Navarro seguía martilleando el aro del conjunto blanco, el equipo blanco vio cómo se le salían un par de balones que le hicieron irse a falta de un cuarto nueve abajo (73-64 min.30).

En el último cuarto el Madrid dio dos caras. En el inicio, la mala. De hecho, por momentos parecía que el conjunto blanco se descosía, llegando a perder hasta por 15 puntos (81-66 min.32). Sin embargo, el equipo de Pablo Laso le echó pegamento a la costura, con un grandísimo Sergio Rodríguez, que llegó a poner el partido a cuatro puntos (86-81) a falta de tres minutos. Sin embargo, la orilla se le alejó finalmente a los blancos. Navarro volvió a meter un triple que él mismo veía fuera, y ahí se quedó cortada la racha victoriosa de los merengues en la ACB. La nota positiva es que las señas de identidad volvieron a quedar marcadas y que aunque Navarro sea muy bueno, que lo es, no siempre va a meter todos los tiros excepto uno en un partido de este tipo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información