Ir a versión clásica Ir a versión móvil

José Birukov, los tiros que llegaron del frío

  • DC REPASA LA CARRERA DE ALGUNOS DE LOS MEJORES JUGADORES DE BALONCESTO MADRIDISTAS DE LA HISTORIA
Carlos Carrasco-El Reportaje
Carlos Carrasco-El Reportaje Carlos Carrasco-El Reportaje

A finales de la década de los 70 y principios de la de los 80 , muchos jugadores rusos despertaban la admiración de muchos aficionados al baloncesto. De aquella época proviene el viejo mito de tirador infalible que , aún hoy se asocia a muchos jugadores de nacionalidad rusa , ucraniana y algunos otros países que formaron la antigua Unión Soviética . El Real Madrid también tuvo su ‘ruso tirador’, pero su caso es muy peculiar. Nos referimos al gran ‘Chechu’ Birukov.

Nacido en Moscú el 3 de febrero de 1963, hijo de padre ruso y madre española José "Chechu" Biriukov Aguirregabiria, creció con vocación de deportista y su altura le hizo decantarse por el deporte de la canasta por encima de cualquier otra práctica deportiva. Criado en las categorías inferiores del Dinamo de Moscú, enseguida se convirtió en uno de los jugadores con más proyección de Rusia junto a un gigante lituano llamado Arvydas Sabonis.


Su talento no pasó desapercibido para el Real Madrid que no tarda en plantearse la posibilidad de ficharle dada su facilidad para obtener la nacionalidad española . Aún así, su contratación no iba a ser precisamente sencilla y Birukov y el Real Madrid tardaron un año en concretar los trámites que impedían su salida del país soviético. Finalmente , en 1984 , club y jugador lograron alcanzar su objetivo.

Once temporadas en el Real Madrid fueron más que suficientes para demostrar su tremenda calidad en la cancha . De tiro poco ortodoxo sin apenas arco, su tren inferior también le facilitaba poderosas entradas a canastas imparables para los rivales. Con el paso del tiempo fue perdiendo físico  pero conservó su inconfundible tiro.


Cuatro Ligas, cuatro Copas del Rey, una Copa de Europa, dos Recopas y una Copa Korac fue nada más y nada menos que su gran palmarés, pero, sobre todo, lo que siempre permanecerá en el corazón de los madridistas será su carácter competitivo: el de una gran estrella rusa jugando en el Real Madrid.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información