Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El balón parado, un arma que vale puntos para el Castilla

  • El Castilla ha mejorado un recurso fundamental para ser competitivo en Segunda B
El Castilla ha mejorado un recurso fundamental para ser competitivo en Segunda B
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Tras no lograr el objetivo de ascender la pasada temporada, Zinedine Zidane tenía claro que esta temporada debía mejorar ciertos aspectos clave en el Castilla. Uno de los más importantes es el balón parado, un aspecto del juego que trajo de ‘cabeza’ al filial la pasada campaña y que en esta está resultando ser uno de los puntos fuertes del Castilla.

 

Desde el inicio de pretemporada, el Real Madrid Castilla viene trabajando con ganas y ambición para mejorar a balón parado. Entrenamientos diseñados a mejorar este aspecto del juego clave en categorías igualadas propiciaron goles como el de José León ante el Valladolid B o una gran seguridad defensiva aérea en cada partido disputado.

Pero la competición oficial es la que marca el éxito o el fracaso en el trabajo, y por el momento, Zidane parece haber dado un paso adelante en este aspecto. El Madrid remontó contra el Mensajero a balón parado, circunstancia que jamás ocurrió la pasada temporada. A falta de fútbol, sacar partidos adelante con otros recursos es fundamental para optar siempre a los puestos de privilegio.

El Madrid Castilla es uno de los equipos con más calidad de la categoría pero no siempre las cosas salen a través del fútbol. Sobre todo lejos del Alfredo Di Stéfano se hace más necesario que nunca ser un equipo peligroso en los córners y faltas laterales a favor. Contra el Mensajero se logró. Sin duda, ya se ha avanzado bastante con respecto al pasado curso.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información