Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tejero, el lateral de emergencia de Benítez

  • El canterano madridista es el carrilero de la Fábrica que más convence al técnico blanco
Diego Vargas - El reportaje
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

Después de más de 10 años en el Real Madrid Álvaro Tejero tuvo la ocasión de estrenarse en una convocatoria con el primer equipo el pasado miércoles 2 de diciembre, para medirse al Cádiz en Copa del Rey, y de debutar con el conjunto blanco. Fue el premio a la constancia, al trabajo, al esfuerzo y al madridismo de un chico que ingresó en la cantera madridista el 1 de julio de 2015 procedente del Collado Villalba. Lateral zurdo incansable, aspira a intentar colarse en el primer equipo progresivamente y la ausencia de una competencia para Marcelo 'facilitaría' su ascenso.

Nacido en Madrid el 20 de julio de 1996, los primeros pasos del lateral fueron en el Collado Villalba, equipo en el que ingresó en el año 2005 con 8 años. Con 9, el Real Madrid le fichó para su cantera, incorporándose al Benjamín A. Este hecho deja claro que Álvaro es uno de los futbolistas que más años llevan jugando en la Fábrica madridista: una década completa y ya camino de los 11 años en el equipo blanco. El Real Madrid 'sufrió' a Tejero en ese primer año en el fútbol del madrileño, hasta el punto de que en cuanto pudo le incorporó a su cantera.

Y es que desde muy niño, Álvaro destacaba por su potencia, velocidad y toque de balón, a pesar de que nunca fue uno de los niños más grandes (mide 1'72 metros y pesa 65 kilos). Como todo canterano que se precie (hay pocos casos de jugadores que se saltaran escalones para llegar hasta el Castilla), Tejero fue escalando equipos en las categorías inferiores del Real Madrid hasta llegar al Juvenil A la pasada temporada. La desaparición del Real Madrid C dificultó a muchos futbolistas de su edad la promoción, pero él fue uno de los privilegiados en los que confió Zidane para la plantilla del Real Madrid Castilla.

El entrenador francés vio en él a un futbolista rápido, hábil, de mucho recorrido y llegada por la banda, con un centro excelente y capaz de aportar la intensidad necesaria tanto en defensa como en ataque. Su gran disparo desde larga distancia también destaca en su fútbol, por lo que gracias a todas estas cualidades se ha convertido en un fijo en el once del filial. Especialmente desde la lesión de Abner, que le ha dejado como la opción principal para Zidane en la posición de lateral zurdo. A sus 19 años, su lugar habría estado en el Real Madrid C en caso de que el segundo filial continuase existiendo, por lo que estar jugando con regularidad en el Castilla es una gran noticia para él, y empezar a ser tenido en cuenta por Benítez una todavía mejor.

Su polivalencia, ya que puede actuar tanto como lateral izquierdo como en el lateral derecho, aumenta sus posibilidades de jugar tanto en el Castilla como de alcanzar la primera plantilla. Jugadores como Arbeloa o Nacho, polivalentes en defensa y capaces de actuar en ambos costados, ya consiguieron el mismo objetivo que se propone Tejero. De momento, el lateral sólo tuvo la ocasión de disputar unos pocos minutos ante el Cádiz y su estreno con la elástica merengue quedó empañado por el caso Denis. Aun así, fue un día inolvidable tanto para él como para su compañero Lienhart, que también debutó con los mayores ese mismo día. Álvaro lo tiene todo para, con el paso de los años, ser un hombre importante (aún más) en el Castilla y quién sabe si alcanzar el sueño de todo canterano: triunfar en el Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información