Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Odegaard celebra este viernes su primer aniversario madridista

  • El noruego ha superado ya la complicada etapa de adaptación
El noruego ha superado ya la complicada etapa de adaptación
 Defensa Central Defensa Central

Desde el año pasado los 22 de enero no son un día más para Martin Odegaard. Esta es la fecha en la que el noruego cumplió su sueño de convertirse en jugador madridista, por lo que este viernes celebra su primer aniversario de blanco. Han sido 365 largos días que han tenido más sombras que luces para el mediapunta, aunque por fortuna él es plenamente consciente de que ha superado la etapa más complicada.

 

El futbolista se presentó en el Santiago Bernabéu el 22 de enero de 2015 después de descartas decenas de ofertas de potentes clubes europeos. Incluso el Barcelona llegó a intentar 'torpedear' la operación en el último momento, pero el talento escandinavo se mantuvo firme en su decisión y firmó por el conjunto merengue. Y a partir de ahí comenzó un difícil camino plagado de espinas, pero del que poco a poco empieza a salir triunfador. Y es que no cabe duda que el Odegaard que tenemos ahora es más maduro y está mucho más adaptado que el que llegó hace doce meses con 16 años recién cumplidos.

En este año no le ha costado mantener la titularidad en el Castilla, aunque su rendimiento ha estado lejos de ser brillante. Le costó adaptarse a la tercera categoría del fútbol español y su fútbol no llamó la atención en sus primeros meses en el filial merengue. Su debut anotador llegó el 21 de febrero ante el Barakaldo (4-0) y desde entonces no ha vuelto a ver portería, aunque su misión ha sido ayudar y hacer jugar al equipo. Y poco a poco lo está consiguiendo, ya que no hay más que ver los partidos del segundo equipo merengue para comprobar que cada vez está más suelto.

Además, también tuvo el placer de debutar con el primer equipo, ya que jugó media hora en el Madrid - Getafe del pasado 22 de mayo (7-3), por lo que este año le ha servido para aclimatarse y avanzar en su estancia en el mejor club del mundo. Él y su familia se están tomando este primer año y medio como una fase de adaptación al país y al equipo blanco, por lo que ahora cabe esperar que empiece a verse la mejor versión de este talento noruego.

Ahora su gran objetivo es lograr el ascenso con el Castilla, para más adelante plantearse la opción de salir cedido para continuar su crecimiento. Tanto él como el Madrid tienen plena confianza en que ambos acertaron hace un año al darse el 'sí' quiero y trabajan para demostrarlo. Tiempo tiene para ello a sus casi 'insultantes' 17 años, por lo que el madridismo espera y desea que este solo haya sido el primero de una larga trayectoria en la capital de España.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información