Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Salmerón demuestra un forofismo vergonzoso

  • El técnico del UCAM Murcia todavía tuvo el arrojo de quejarse por el arbitraje
José María Salmerón, el entrenador del UCAM Murcia José María Salmerón, el entrenador del UCAM Murcia
José María Salmerón se cubrió de gloria en la rueda de prensa
Defensa Central Defensa Central

El pasado domingo el Real Madrid Castilla sufrió uno de los peores arbitrajes que se recuerdan en la Segunda División B. El filial merengue fue masacrado a patadas en su visita al UCAM Murcia (2-1) y el colegiado fue incapaz de mostrar una sola tarjeta roja a los jugadores locales. Al acabar el partido nadie en la expedición merengue se podía explicar la sibilina actuación del colegiado Abraham Domínguez, aunque lo que más ha acabado escociendo han sido las declaraciones del técnico rival.

Hasta el domingo se podría tener por madridista a José María Salmerón. El técnico del UCAM fue canterano merengue y jugó en el filial blanco en los años 80, pero tras el partido del pasado fin de semana se coronó como un antimadridista más. El almeriense, lejos de admitir el exceso de agresividad de los suyos, llegó incluso a quejarse por la actuación del colegiado.

"Nunca me habían añadido cinco minutos en partidos como este. Mejor no hablar de temas arbitrales. Quiero pensar que todo el mundo es justo... todos hemos visto el partido. Si vemos otras cosas... tonto no soy. Hemos sido muy superiores y determinantes en el área. Sólo tuvimos un pequeño bajón en los últimos cinco minutos. Incluso podríamos haber marcado el tercer gol si algunas de las galtas que nos han pitado no las hubieran señalado. Nos han pitado muchas, que nos han cortado mucho el juego. Sólo por chocar. Mejor no hablar, porque ha sido injusto" afirmó sin mostrar ningún atisbo de vergüenza.

Además, al ser preguntado por el fútbol violento de los suyos, Salmerón explicó que no había visto "nunguna agresión. Yo no he visto ninguna roja. Además, nada más empezar el partido los centrales tenían tarjeta amarilla... Yo no sé si ellos tenían alguna cartulina amarilla...". Lógicamente sus palabras no han gustado nada en el Real Madrid, muy molesto con la actitud del UCAM durante todo el partido. Y es que, más allá de la relevancia del choque, el fútbol es un deporte donde siempre hay que respetar al rival. Y eso no ocurrió en La Condomina.

Por último, respecto a la decisión de retrasar el partido de vuelta al lunes, el técnico del equipo murciano también 'lloró' ante los medios. "No he jugado en lunes en mi vida. Es lo más rato que he visto en mi vida. Se retrasa el sorteo y todo. Pero estaremos en Madrid un lunes a las 23:30 de la noche, nos afecta a muchos. Yo no le hecho la culpa al Madrid, que lo pidió así. El problema viene por otro lado, de quien se lo ha dejado hacer" finalizó.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información